Si eres de esas personas que han llegado a Planeta Triatlón casi por casualidad, buscando información sobre algún tipo de lesión, y en algún momento te ha picado la curiosidad por ese deporte tan raro en el que se nada, se pedalea y se corre y del que la gente que lo practica habla maravillas, quizás deberías quedarte en este artículo dos minutos. Ahí van unas cuantas cosas, diez exactamente, que deberías saber sobre el triatlón y sobre qué pasará si empiezas a practicarlo.

1.- Va a cambiar tu estilo de vida.

2. Te alimentarás mejor. Como dijimos un día, en triatlón no se corre para adelgazar, se adelgaza para correr mejor.

3.- Llegará un momento en que te des cuenta de que los límites no existen. O si existen, te verás con la fuerza y la capacidad como para superarlos.

4.- Vas a estar cansado siempre. Esta es la parte mala, pero no vamos a engañarte. Si comienzas a practicar triatlón, cuando no estés entrenando o compitiendo vas a ver la vida en slow motion. Todo va a ir más despacito.

5.- Vas a tener conversaciones absurdas sobre tipos de cubiertas, o qué neopreno se adapta mejor a natación en agua dulce, o qué ahorro proporciona un casco aerodinámico con viento lateral… Y lo peor de todo es que vas a estar encantado de tenerlas.

6.- Cuando acabes una carrera, ya tendrás puesta la cabeza en la siguiente. Como con las pringles, cuando haces pop, ya no hay stop.

7.- Conocerás gente tan freak como tú. Y podréis tener conversaciones absurdas ad infinitum.

8.- Para tus amigos que no practiquen triatlón serás “ese al que le ha dado fuerte por el deporte”, y nunca serán capaces de llegar a entender qué se siente practicando triatlón. Y por supuesto se hartarán de tus conversaciones absurdas.

9.- Valorarás cosas que antes no tenías ni idea de que existían.

10.- Pese al cansancio, te sentirás más fuerte. Y te mirarás en el espejo y dirás “jooooooooder”.