Ayer se celebraba la primera prueba puntuable del circuito español XTERRA, en la localidad malagueña de Rincón de la Victoria, que ha sido a la vez sede del Campeonato de España XTERRA. Rubén Ruzafa y Eva García se imponían respectivamente en categoría masculina y femenina. Nada que nos sorprenda del mejor triatleta cross del panorama internacional, Rubén Ruzafa, que lleva ya siete Campeonatos del Mundo, tres europeos y con el conseguido en Rincón de la Victoria, ya van nueve Campeonatos de España. Rubén Ruzafa se hizo con la prueba que consta de 1500 metros de natación, 28 de bici de montaña y 10 kms de carrera en 2:26:50. A 6:11 llegaba Xavier Jové y a casi 13 minutos, Ander Lazcano. En categoría femenina, Eva García daba la sorpresa al vencer con un tiempo de 3:09:05 y 2 minutos de ventaja sobre la favorita Sara Bonilla. La tercera plaza fue para Rocío España a 7:24.

Javier Fernández, un verdadero ejemplo de deportividad

Pero si hay una noticia que ha trascendido del Campeonato de España XTERRA celebrado en Rincón de la Victoria, ésa es la que protagonizó el triatleta del Club Triatlón Vilagarcía, Javier Fernández, con dorsal 125, que iba muy bien situado en carrera, concretamente en el puesto número 15.

Pero un accidente en el kilómetro 16 del sector de ciclismo, le dejó fuera de combate al destrozar su rueda delantera. En lugar de retirarse, algo habitual que habría hecho la mayoría, Javier Fernández cogió su bicicleta al hombro y recorrió con ella encima los 13 kilómetros que quedaban para finalizar el circuito de ciclismo.

Al llegar a la T2, dejó su bicicleta, o mejor dicho, lo que quedaba de ella, y se puso a correr los 10 kilómetros de carrera a pie recibiendo los aplausos de todos los espectadores. Javier terminó la prueba dando un ejemplo a todo el mundo de lo que son los verdaderos valores del deporte. Además de recibir las felicitaciones de espectadores y compañeros, varios triatletas profesionales quisieron agradecer personalmente a Javier la lección que dio ayer en Málaga en el XTERRA Rincón de la Victoria. ¡¡Muy grande, Javier!!