Katelyn Tuohy no es ninguna desconocida para nosotros. El pasado mes de enero batía el récord femenino del mundo de su edad en los 5.000 metros indoor. Tuohy, estudiante de segundo año del North Rockland Hight y ganadora del título femenino Nike Cross Nationals de campo a través el otoño pasado, se convertía en una de las atletas más jóvenes y rápidas del mundo.

Tuohy corrió la prueba de 5.000 metros indoor de la Universidad de Liberty, con un tiempo de 15:37.12, batiendo así el récord junior femenino estadounidense (menores de 20 años), que estaba en poder desde 2005 de la excorredora Lyndsey Scherf con un tiempo de 15:42.81. Y con tan solo 15 añitos, el tiempo de la corredora norteamericana se convertía en récord mundial femenino de su edad al haber corrido nada más y nada menos que a 3’07” de media el kilómetro. Para quitarse el sombrero.

Con 15 años, 3.200 metros a 3’03” el kilómetro

El pasado viernes Katelyn Tuohy vuelve a dar que hablar. Participaba en los Juegos de Glenn Loucks en White Plains, Nueva York y corrió la prueba de 3.200 metros femenino con récord estatal y nacional y un tiempo de 9:47.88. Con este crono, la joven corredora norteamericana rebajaba la marca en poder de Kim Mortensen de 9:48.59 desde 1996.

Su marca de 9:10.4 en el 3.000 metros también superaba la mejor marca del Estado hasta la fecha, conseguida en 2011 por la corredora Aisling Cuffe de Cornualles con 9:13.57. La joven corredora norteamericana se fue ya en los primeros 100 metros y no volvió a mirar atrás en toda la carrera. Su mejor marca en esta distancia era de 10:08.13 el mes pasado. Tuohy quería haber estado cerca de los 9:40 en la prueba, pero lo poco disputado de la prueba hizo que le fuera imposible acercarse a ese tiempo.

“Quería correr un poco más rápido que esta noche”, dijo Tuohy. “Pero no tenía a nadie que me persiguiera por detrás. No era lo que quería, pero estoy contenta con el récord nacional”. Un récord nacional y buscando todavía más. Esa ambición es una de las características principales de Tuohy.

Katelyn Tuohy

Foto: Instagram

“Siempre siente que puede ir más rápido, y eso es lo que le hace entrenar mucho más fácil a veces”, dijo Kyle Murphy, su entrenador. “Ya no tengo que motivar a Katelyn. Ella hace todo sola. Y he aprendido en mis pocos años con ella, que no estoy poniendo un límite a lo que ella puede y no puede hacer. Si siente que puede ir más rápido, entonces creo firmemente que puede”.

“Definitivamente significa mucho”, dijo Tuohy hablando de sus récords. “Sinceramente me sirve de motivación para seguir corriendo más rápido.”

“Todavía es muy joven, así que todavía es difícil salir y hacer una carrera perfecta, pero está mejorando. Cada vez que sale, está más comprometida con el resultado final. Nos estamos divirtiendo mucho ahora mismo. Estamos aprendiendo a correr”, dijo su entrenador.

 

Estoy un poco decepcionada. Sólo tengo que trabajar más duro”, dijo al terminar la prueba.

 

The Loucks Games never disappoints #nationalrecord #3200 #nrxc

Una publicación compartida de Katelyn Tuohy (@katelyntuohy) el