Tiene tan solo 15 años y ha conseguido el objetivo que muchos mortales no conseguiremos en nuestra vida. Su nombre es Tierney Wolfgram y solo tenía un objetivo este domingo en la Maratón de Twin Cities. “Solo quería divertirme, no podía dejar pasar esta oportunidad”. Estudiante de segundo año en la Academia de matemáticas y ciencias de Woodbury, su objetivo ha sido rebasado con creces, ya que terminó sexta dentro de la clasificación femenina de élite, firmando una marca de 2 horas, 40 minutos y 3 segundos.

Precisamente ayer corría Gwen Jorgensen la maratón de Chicago, terminando con un crono de 2h36’23”. El debut de la extriatleta estadounidense fue en 2016, solo nueve semanas después de Río y lo hizo en el Maratón de Nueva York con un tiempo de 2h41’01, lo que pone en valor todavía más si cabe lo que ha hecho Tierney Wolfgram a sus 15 años.

Campeona de campo a través, fue la mujer más joven dentro del Top25 por una diferencia nada más y nada menos que de 8 años respecto a sus rivales, y una de las dos adolescentes de todo Minnesota que terminaron en el Top50. Otra joven promesa llamada Sarah Schmidt-Dannert, de 19 años, ocupó el puesto 45 con un tiempo menos astronómico que el de Tierney, 3:11:37, ya lo quisiéramos muchos para nuestro palmarés atlético, todo hay que decirlo.

Wolfgram posee el título estatal de cross con victorias en los 1.600 y 3.200 metros obtenidos en los campeonatos estatales de atletismo. Ganó un segundo campeonato de cross el otoño pasado y ha ganado también el prestigioso Nike Heartland Regional, quedando séptima en el Foot Locker National Cross Country Championships.

Tierney Wolfgram

Foto: Flotrack

Sin récord en su categoría de edad

A pesar de la marca de la criatura de 15 años, el tiempo no le ha valido para superar el récord juvenil de Estados Unidos, en manos actualmente de Cathy Schiro, de 16 años, establecido en 1984 con un crono de 2:34:37. Según la Association of Road Racing Statisticians, una organización independiente que hace un seguimiento de estadísticas de carreras de distancia de élite, el récord mundial de niñas de 15 años es de 2:29:41, establecido por la china Mei-yu Shen en 2002. Ver para creer.

“Fue genial”, dijo Wolfgram sobre su debut en la maratón. “El tiempo de la media maratón me clasificó para correr hoy aquí, así que tuve que hacerlo. Mi tía y mi tío han corrido esta prueba durante los últimos dos años, y siempre me hablaban de lo que la gente te animaba. Es increíble escuchar a toda la gente que hay, y es difícil no sonreír cuando te cruzas con ellos. Hizo que fuera mucho más fácil ser optimista”.

Wolfgram fue tirando del grupo de corredoras en las dos primeros pasos kilométricos, completando los primeros 5 kilómetros en 17:32 y los 10K en 35:42. En la media maratón, ya ocupaba la sexta posición. En esta ocasión sí que podemos decir que le faltaba experiencia a la joven de 15 años, que salió sin estrategia alguna y sin objetivo de tiempo. Una vez terminada la maratón, Tierney era consciente de que había salido “demasiado rápido”. Aun así, reconoció que la emoción de liderar la prueba durante algunos kilómetros fue “algo divertido”.

La joven promesa estadounidense de la larga distancia no ha querido comprometerse a nada después de un debut así en maratón. “No lo sé”, ha dicho. “Tengo una temporada de campo a través que terminar primero”.

Fuente: startribune