La compra de las zapatillas de triatlón no es muy diferente a la compra de otras zapatillas. Pero el problema es que el triatleta, por lo general es un cliente diferente. Suele moverse muy a menudo por impulsos y por modas más que por otras razones más importantes.

Aparte, el triatleta que acaba de empezar suele estar bastante perdido y tendrá muchas papeletas de equivocarse si no recibe el adecuado asesoramiento. Por eso mis consejos van  hacia al asesoramiento integral más que sólo a la recomendación de la marca de zapatillas .

CONSEJOS GENERALES 

Primero

Equivocarse en las zapatillas no es algo leve, sino que puede conllevar problemas graves de salud. Por ello recomiendo antes de nada ir a un podólogo o haceros un estudio de pisada hecho por un especialista.

De esta manera actualmente existen estudios biomecánicos de carrera como el de Matovelo, en el que no solamente analizan nuestra técnica y biomecánica de carrera, sino también la actividad muscular ayudándonos a detectar problemas y darnos información de cómo mejorar nuestro rendimiento. Una vez tengamos claro qué tipo de pisada tenemos y que no tenemos ningún problema, podremos cerrar más el cerco de modelos y marcas .

tipos de pisada

Segundo
Otro aspecto importante es ¿qué finalidad tendrán esas zapatillas ? y en el caso de que sean zapatillas de competición ¿en qué distancia voy a competir?.

Si son para entrenar, os recomendaría que no os preocupéis mucho por el peso de la zapatilla y sí por estar suficientemente protegidos, ya que vamos a correr muchas horas con esas zapatillas y debemos asegurarnos que nuestras articulaciones sufran lo menos posible. Deberíamos usar unas zapatillas de entrenamiento, aunque hay excepciones y gente que no lo necesite en determinadas ocasiones.

En caso de que sean para competir, hay que tener en cuenta en qué distancia lo vamos a hacer, nuestro peso y nuestra técnica. La zapatilla ideal para cada distancia es aquella que más se ajuste a esos tres aspectos en cada caso personal. Normalmente para distancias sprint y olímpica se usan zapatillas cerca de los 200gr como las Mizuno Ekiden 9 o las Brooks T7 Racer, y para distancias half e IM, zapatillas más allá de los 200gr como las famosísimas Asics Gel Noosa tri 10 o las Brooks Racer ST5. Pero insisto, esto cambiará para cada caso personal. Mi consejo es: no os dejéis llevar por lo que le funcione al compañero y pensad en lo que os conviene a vosotros.

Mizuno wave ekiden 9

Brooks racer st5

Tercero

Hay dos aspectos importantes en la compra de las zapatillas de triatlón y son la transpiración y el tejido, ya que corremos ese sector descalzos y con los pies húmedos, a lo que se une el sudor durante la prueba. Por tanto, debemos elegir una zapatilla que transpire bien, muchas de ellas tienen salidas de drenaje en la suela como las reconocidas Saucony Type A6, y además que sea un tejido a ser posible sin costuras y tacto agradable al pie para evitar rozaduras.

saucony type a6

Saucony type a6

Cuarto

Aspecto para mí no tan importante en determinadas distancias: es la rapidez para calzarlas, que a veces es ayudado por una especie de tirador como en el modelo Zoot TT 7.0. Sí que me parece básico, por ejemplo, en pruebas sprint . Además, algunas marcas incluyen los cordones elásticos como Asics en su modelo Gel Noosa Tri 10. En caso de no ser, así podemos añadir aparte y es algo esencial para el ajuste rápido en la transición.

Zoot tt 7.0

Asics gel noosa tri 10

Quinto

Todo esto debe ir acompañado de otros aspectos que a veces no valoramos y para mí tiene incluso más valor: la preparación muscular, la técnica de carrera, unos entrenamientos adecuados y una buena planificación del entrenamiento.

Son aspectos que van ligados y habría que considerarlos esenciales para evitar problemas sobre todo en las personas que empiezan.

entrenamiento integral

Conclusión
La mejor zapatilla para triatlón es la que mejor se adapte a cada caso personal .