En muchas ocasiones nos volvemos locos entrenando, matándonos a hacer series hasta la extenuación, sin darnos cuenta de que los pequeños detalles también importan, y que además de acumular entrenamientos, nos hemos de fijar en ellos. Y es que a veces “ir más rápido solo es hacer las cosas más fáciles”. Hoy os damos cinco maneras de ahorrar tiempo en vuestro próximo ironman que posiblemente os acerquen a mejorar marca sin subir pulsaciones. De la manera más sencilla.

Aprende a coger las curvas

Mucha gente no sabe coger las curvas, ni sobre la bicicleta, ni corriendo. Frenan, se abren, les cuesta recuperar luego el ritmo… Un giro suave y manteniendo la velocidad es una cosa que hay que practicar, y que necesita de una gran confianza en uno mismo. ¿Cómo se hace? En primer empezamos la maniobra en el lado contrario de la curva, y trazamos una línea recta hacia ella. Vamos inclinamos poco a poco la bicicleta, recogemos la pierna inferior y cambiamos el peso sobre el pedal exterior, al mismo tiempo que contradirigimos aplicando presión sobre la mano interior. Y a partir de ahí, aceleramos.

En 180 kilómetros, imagina la de segundos tontos que vas a ganar, y sobre todo, la de velocidad que vas a poder mantener.

Pedalea cuando vas descendiendo

JuanP Vázquez dice que uno de los grandes éxitos de su segmento de bicicleta en el Full Vitoria fue no parar de pedalear en las bajadas. Muchos no lo hacemos, tenemos la costumbre de aprovechar los ratos de descenso para descansar las piernas y recuperar pulsaciones, pero posiblemente si aplicásemos pedaladas, nuestro tiempo final mejoraría increíblemente.

Entrena en velódromo o rodillo

Ya hemos hablado de las maravillas del rodillo en innumerables ocasiones. Pues bien, para la larga distancia, el velódromo o el rodillo son ideales, porque es donde puedes ir acomplado sin ningún tipo de problema. Y acumula kilómetros en esa postura sin miedo, acostumbrando al cuerpo a ir a una velocidad constante. Te ayudará para en carrera tu cuerpo recuerde y puedas emular ese ritmo y la posición sin incomodidades.

Relacionado: cómo entrenar en rodillo

Aprende a ir en grupo

No esperes al día de la prueba para lidiar con el tráfico. Haz salidas con amigos, acostúmbrate a los cambios de ritmo, a apartar la bicicleta, a esquivar gente. En muchas pruebas ironman vas a tener que lidiar con muchas bicicletas, a encontrar huecos para adelantar, a evitar el drafting. Y en grupo, los sábados y los domingos, es donde se aprende.

No llenes la bicicleta de cosas

Quien más quien menos tenemos bicis aerodinámicas. Pero luego nos empeñamos en ponerle los geles en el cuadro, los bidones sobresaliendo… No la llenes de mierda. El viento que nos va a dar a lo largo de 180kms es mucho, y cada segundo que le regalamos, un segundo perdido. Para guardar los geles y las barritas utiliza bolsas aero, ten un bidón aero… Revísalo con antelación y prueba posiciones, ahorrarás tiempo precioso.

Foto de portada: Ironman