Pocos placeres tan baratos tiene un triatleta cuando no está entrenando como la de ver vídeos de triatlón: nada como sentarse delante del ordenador y empezar a buscar vídeos de nuestro deporte preferido. Que si el resumen de Kona 2015, que si los mejores sprints de triatlón, que si técnica de carrera…

Relacionado: Dónde ver triatlón en televisión

Pues hoy venimos con un artículo que os permite combinar vuestro gusto por el triatlón con sentaros en el sofá con vuestra familia y ver juntos la tele. ¿Cómo? Pues viendo películas que aunque no son de triatlón, os permitirán recordar momentos de vuestro última competición, o de vuestra entrada en el ironman que hiciste el año pasado, o de cualquier entrenamiento en el que lo has pasado teta,  y mientras tanto a tu pareja y a tus peques (llegado el momento) disfrutarán de una película en condiciones.

No os quejaréis eh, vaya ideas os damos…

Invictus

Foto: Warner Bros Media

Foto: Warner Bros Media

Una película que parece que habla de deporte, pero no. O al revés. Film completamente inspiracional: Nelson Mandela vio en el rugby el mejor camino para cambiar la vida, la historia y el futuro de Sudáfrica. ¿Y qué puede ver un triatleta en una película como esta? Pues el afán de superación, la unión de un grupo, y cómo se va alcanzando el éxito. Traslada eso a una prueba: empiezas, vas luchando, luchando, superas la natación, luego la bicicleta, y poco a poco empiezas a ver, allá a lo lejos, la meta tras la carrera a pie. Como los springboks sudafricanos superando cada una de las eliminatorias: unas a veces fáciles, otras muy complicadas.

Sarah prefiere correr

La película ideal para que veáis un sábado por la tarde después de comer. Cuenta la historia de una joven que se muda de Quebec a Montreal (Canadá) con su pareja, para formar parte del equipo de atletismo de la Universidad de McGill. La vida en la gran ciudad complica la vida de la protagonista, y su pasión por el deporte comienza a afectar a su relación.

A partir de ahí, la película cuenta las decisiones que la protagonista tiene que tomar. ¿Os suena? ¿Cómo lleváis vosotros eso de tomar decisiones de qué prima más en vuestra vida? ¿Estar un ratito más con vuestra familia, o un entrenamiento que toca hacer porque sí? Ay, amigo, qué difícil es a veces la vida del triatleta…

Gladiator

Esta película tiene que estar en cualquier listado que busque motivar. Y es que la de Ridley Scott (que no es que dos marcas de bicicletas se hayan fusionado) es una película que te emociona y te pone los pelos como escarpias. Y hay una meta, la que el protagonista quiere alcanzar, y aunque todas las circunstancias están en su contra, él se sobrepone y [spoilers] termina alcanzándolo…

Poco más hay que decir de Gladiator. Raro me parecería que alguien no la hubiera visto…

Turbo

Foto: Freamworks Media

Foto: Dreamworks Media

¿Sí, qué pasa? Una película de dibujos animados. Anda que no vas a fardar delante de tus peques.

Y tú podrás soñar, como el caracol de la película, que ganas el Campeonato del Mundo de Ironman, o el Challenge de Roth y que todo el mundo alrededor te aplaude, y te coronan como a Jan Frodeno y te dan una botella de champán para que lo celebres y sales en la portada del Marca en un huequito pequeño a la derecha, justo debajo de la foto de Sergio Ramos hablando sobre el próximo partido frente al Eibar…

Que levante la mano el que no ha soñado algo así alguna vez. Hombre por dios…

Million Dollar Baby

Foto: Filmax Media

Foto: Filmax Media

Segunda película de Clint Eastwood de este listado. Y solo diremos una cosa: ¿Tienes un sueño? Pues persíguelo, coño.

Foto de portada: Red Bull