¿Cuando sabe un triatleta que ha dejado de ser un novato? Nosotros creemos que hay cinco síntomas inequívocos. Pero seguro que hay alguno más por ahí…

Las transiciones

Se ha acabado eso de ir por el área de transición como un pollo sin cabeza. Ya no te pones el casco al revés, ya no coges la bicicleta del vecino y mucho menos sales a rodar sin el dorsal puesto. Puede que aún te cueste quitarte el dorsal, pero

Un triatlón sprint es algo normal

Cuando eres novato eso del triatlón es algo que practican solo superhombres y supermujeres. Te preparaste tu primer triatlón sprint durante cinco meses a conciencia y cruzar la meta fue la experiencia más maravillosa desde que te casaste. Pero eso fue la temporada pasada. Esta temporada tienes previsto hacer cuatro olímpicos, un media distancia y eso de los triatlones sprint queda para los fines de semana en los que no tienes claro si salir a entrenar fuerte o qué.

elche transición

Foto: triatlon 3xvlc

Sabes que Yamamoto no es un piloto japonés

Cuando eres novato desconoces muchas cosas: cómo se utilizan las bolsas en los media distancia, qué supone usar un perfil u otro en la bicicleta y por fin has descubierto que Yamamoto es el material con el que está hecho tu neopreno y no un piloto de MotoGP.

Eres capaz de entender las reglas del drafting

Ya entiendes que en una prueba sin drafting tienes que distanciarte doce metros, que no puedes adelantar por la derecha y que si te pasan, tienes que dejar el espacio. De igual manera sabes que si estás en una prueba con drafting no puedes chupar rueda de triatletas del otro sexo: si eres chico no vale aprovechar el rebujo de las chicas, y viceversa.

¿Es sencillo, verdad? Pues parece que mucha gente aún sigue siendo novata, porque no tienen muy claro lo del drafting, sobre todo en larga…

Ya no vas a muerte en corta distancia y usas la estrategia

Antes en un sprint o en un olímpico nadabas y pedaleabas con todo y al llegar a la carrera a pie tenías las pulsaciones a mil y el lactato a flor de piel. Ahora no, ahora sabes reservar energías y eres capaz de tomarte ambas disciplinas con la paciencia suficiente como para guardar para la carrera a pie. En la bici eres capaz de buscar un buen grupo e ir a rebufo. Colaborando en los relevos, pero lo justo y necesario.