La Guardia Civil de Tráfico ha puesto en marcha una campaña especial de concienciación y vigilancia en carreteras que ha terminado con la bonita cifra de 56 ciclistas denunciados. Sí, sí, aquí no se libra ni el apuntador. Sales a dar pedales una mañana y de repente te encuentras con un multazo bien puesto. Ahora bien, si el motivo es alguno de los que te vamos a contar a continuación, yo creo que está más que merecido.

Lógicamente la campaña de la Guardia Civil no se ha ceñido solo a bicis, sino también a vehículos y motos. Pero nosotros, nos vamos a centrar en las bicicletas, que es lo nuestro.

¿Por qué nos sancionan a los ciclistas?

  • 21 sanciones fueron impuestas por no llevar casco o usarlo de forma inadecuada. No olvidemos que el casco es obligatorio en vías interurbanas para todos los ciclistas, nunca salgas sin casco. El casco salva vidas, no lo olvides nunca.
  • 8 sanciones tuvieron como motivo el llevar auriculares conectados a reproductores de sonido. Debe ser que lo de dar pedales resulta aburrido y la gente prefiere llevarse cascos para hacerlo más ameno. Ten en cuenta que tu concentración en la bici se reduce y te puedes ver envuelto en un accidente e incluso provocarlo sin querer.
  • 4 ciclistas iban tan ricamente hablando por el móvil cuando fueron sancionados, lo que no especifica el informe es si iban whatsappeando o simplemente hablando por teléfono. En fin, sin comentarios.
  • 7 ciclistas no respetaron la señalización vertical, incluyendo semáforos. Esto que muchas veces hacemos por no parar cuando vas enchufado con plato grande es algo que tenemos que evitar. Piensa en la multa que te puede caer si no paras, aunque no haya nadie por la calzada.
  • Uno y solo uno, dio positivo en la prueba de alcohol. ¡¡Por Dios!! ¿Tajado en bici?

Y aquí lo mejor de todo: seis conductores fueron denunciados por adelantamientos antirreglamentarios a ciclistas, al no cumplir el reglamento, que determina que esos adelantamientos deben hacerse ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario de la calzada, pudiendo rebasar la línea continua, siempre en condiciones de seguridad y guardando una distancia de seguridad mínima 1,5 metros. Hombre, qué alegría saber que a veces también se sanciona a los conductores cuando nos pasan a punto de laminarnos en las rectas donde hay espacio de sobra para adelantar con seguridad. ¡¡Qué gran noticia!!

Además, está prohibido adelantar a un ciclista si dicha maniobra puede poner en peligro o entorpecer la marcha de los ciclistas, que circulen tanto en el mismo sentido como en el sentido contrario al vehículo que se va a adelantar. Esto último es algo que deberían grabarse a fuego los conductores que transitan por carreteras típicamente ciclistas.

Fuente: EFE