Hay que reconoer, para bien o para mal, que Strava, la red social de ciclistas, está cambiando nuestra manera de montar en bicicleta. En esta revista hemos hablado en los últimos meses de la obsesión de algunos por cómo conseguir kudos, o de la terminología específica que empleamos los usuarios, o incluso de cómo afecta a las relaciones de pareja. La tecnología tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, y con Strava no iba a ser diferente.

Cierto es que todos nos gustaría tener un KOM, aunque fuese de la cuesta de llegada al portal de nuestra casa, ese por el que solo pasamos nosotros en bici, y que, para el nivel de domingueo que nos gastamos, revisamos la app demasiadas veces a lo largo del día. A nosotros, pensando al respecto, se nos han ocurrido seis actitudes -o acciones- que repetimos a lo largo del tiempo y que, si te paras a pensar, son bastante ridículas.

Analizar los tracks de los amigos

Diez y media de la noche. Estás sentado en el sofá tan ricamente viendo la tele, con las piernas en alto del tute que te has pegado por la mañana y del que nueve horas después aún no te has recuperado. Te llega un whatsapp: «¿Has subido Morcuera en 190 de potencia normalizada?«. Tu mejor amigo se aburre y se ha puesto a analizar tu salida matutina: velocidad media, potencia desarrollada en las subidas, cuántas veces te has parado a coger resuello… Te toca dar explicaciones: era una prueba UPF, la verdad es que me veía bien, había poco tráfico…

¿De qué sirve escudriñar las salidas de nuestros amigos? ¿La vieja del visillo ha llegado a Strava?

Inventarte enemigos invisibles

Desde que llegó Strava y con ella las clasificaciones de los segmentos, odiamos y rivalizamos con personas a las que no conocemos de nada. La obsesión por superar a ciclistas con los que no hemos coincidido en el espacio tiempo a veces es ridícula, y nos lleva a apretar en cuestas en las que no toca, o en las que nuestra grupeta se nos queda con cara de «¿y a este qué mosca le ha picado?» solo por querer arañar unos puestos en un ranking virtual.

Obsesionarnos por la información

¿Cuántos de nosotros hemos terminado una cicloturista y, en vez de sentarnos a disfrutar como unos cochinos en una charca, hemos dedicado horas a analizar cada segmento del recorrido tratando de extraer conclusiones? En Planeta Triatlón hemos visto a amigos aprenderse de memoria medias en muros de Flandes y sacarlos a colación incluso una semana después de haber vuelto de competir. «¿Te has dado cuenta de que en el Muro de Koppenberg me puse a 179 pulsaciones? ¿Y que en los últimos diez kilómetros saqué una media de 26’4kms/h? ¿Y de que en el mismo punto en el que yo iba a 4’3kms/h Peter Sagan atacó a 28?«.

Editar los tracks

«He quitado los diez primeros minutos porque estaba saliendo de la ciudad y he pillado bastantes semáforos en rojo«. ¿En serio? «Bueno, y también los diez últimos, claro«. Es la manera de algunos de mejorar los ritmos. Por no hablar de los que directamente, buscando buenas medias, paran el reloj en las subidas y vuelven a encenderlo en las bajadas. Sí, existen y están entre nosotros.

Grabarlo todo

Llamadnos raros si queréis, pero para nosotros en Strava hay que compartir las salidas que hacemos de entrenamiento. Si salimos a por el pan sobre la fixie, o salimos a dar un paseo relajado con nuestras parejas, no hace falta que el mundo se entere. Además de que esto no va de acumular kilómetros por acumular…

Interrumpir las salidas en grupo

«Yo ahora cuando comencemos la subida apretaré los primeros trescientos metros, pero luego iré relajado, ¿vale? Es que quiero ver si mejoro en el track que hay de nada más empezar«. ¿Cuántas veces habéis escuchado algo similar? Gente que sale con la grupeta el sábado por la mañana, y sin venir a cuento comienza a acelerar como si no hubiera mañana. El resto de compañeros, con los ojos como platos, no entienden nada. Luego te lo explican. «No, es que en esa recta hay un segmento de medio kilómetro y estoy a solo doce segundos de ponerme entre los diez primeros de la clasificación«. Ajá. Entendido.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon