Un reloj multideporte es parte fundamental del puzzle de un triatleta. Son nuestros compañeros inseparables de viaje, sin los que la mayoría de nosotros no sabríamos vivir. El reloj es esa pequeña pieza que no puede faltar en un entrenamiento, nos ayuda a gestionar nuestras sesiones de entrenamiento, a conocernos y a poder analizarnos a posteriori para saber en qué punto estamos. En competición suele ser también indispensable, a mi, por ejemplo, me resulta imprescindible para controlar mis ritmos y mi pulso y saber si puedo ir un punto más o si debo de quitar gas para evitar males mayores.

Aquí os dejamos algunas de las funciones clave y los extras a buscar a la hora de comprar un reloj multideporte para que podáis llevar vuestro rendimiento al máximo nivel.

GPS

Algunos relojes incorporan acelerómetro. Un GPS (Sistema de Posicionamiento Global) proporcionará siempre una información de seguimiento en tiempo real mucho más precisa y fiable. Además suelen proporcionar información sobre tu posición y distancia respecto al punto de partida inicial, algo que puede ser muy útil cuando salimos a entrenar por el monte o por sitios desconocidos.

HRM

Más conocido como monitor de ritmo cardíaco. Permitirá establecer zonas de entrenamiento personalizadas para entrenar pulsaciones específicas. El medidor OHR, basado en la medición de la frecuencia a través de la muñeca es bastante menos preciso que la clásica cinta del pecho. Aunque muchos atletas por comodidad prefieren el primero, podemos ver como la mayoría de profesionales usan la cinta por su mayor fiabilidad.

Conectividad

Muchos fabricantes disponen de software de análisis post-sesión completo (por ejemplo Garmin Connect) a través de USB o medios inalámbricos (Bluetooth, Ant + o incluso WiFi). También puede utilizar una gran cantidad de aplicaciones de terceros como Strava para el seguimiento en vivo y compartir en redes sociales. Polar cuenta también con su propia aplicación donde realizar un seguimiento y control de todos tus entrenamientos y se puede sincronizar directamente con el móvil en dos minutos y sin necesidad de cables. Estos software te permiten también programar entrenamientos con determinadas distancias, series o tiempos. Puedes configurar entrenamientos de series con distancia y descansos concretos para no tener que preocuparte, establecer zonas de pulsaciones o velocidad o predeterminar un entrenamiento de cambios de ritmo.

Pantalla

Algunos relojes permiten configuración específica de la pantalla. Esto hace posible que podamos decidir que datos queremos ver en cada momento y como estructurarlos. Habrá quien prefiera visualizar ritmo y pulso o quien prefiera ver el tiempo y la distancia. Polar, por ejemplo, permite la configuración de varias pantallas en las que puedes ver hasta cuatro variables diferentes de manera simultánea. Desde ritmo, distancia, tiempo o pulso hasta altitud, zonas cardíacas o distancia al punto inicial.

Cuanto más grande sea la pantalla más fácil será visualizar cualquier dato. Sobre todo si vamos a 180 ppm con la vista medio nublada. Aunque hay quien, por estética, no le gustan los relojes demasiado grandes. Cuestión de gustos. Una buena iluminación también es algo a verificar a la hora de hacer una compra.

Batería

Es una de los aspectos más importantes a tener en cuenta. La mayoría de los relojes multideporte de hoy día se cargan mediante un cable USB a través de un puerto que suele situarse en el lateral o en la parte posterior. Es conveniente que esa entrada vaya bien protegida para evitar, en la medida de lo posible, el contacto con el agua y el sudor.

Otro dato a tener en cuenta es la duración de la batería. Algo primordial. Hay relojes multideporte con muy buenas características y a muy buen precio pero que no superar las ocho horas de duración. Si piensas hacer larga distancia pero no te planteas el sub 8 asegúrate de comprar algo que aguante algo más.

Memoria

A mí particularmente me gusta almacenar la mayor cantidad de entrenamientos y datos posibles en el reloj, así puedo revisar cada vez que me apetezca cualquier dato o entrenamiento sin necesidad de acceder al ordenador o a la aplicación.

Medición en agua

Algunos relojes multideporte no miden en piscina, aún llevando modo natación. Otros, aún llevando GPS incorporado no hacen tampoco un correcta medición en aguas abiertas, pues pierden la señal continuamente al dar la brazada. Cuando compré mi primer reloj multiporte (com modo natación y GPS) me encontré con estos dos handicaps y me dio bastante coraje. Es bastante agotador tener que estar contando largos en una piscina y tener que depender de un compañero para poder controlar o analizar un entrenamiento de aguas abiertas.