Cuando parecía que ya éramos corredores más que avanzados y lo sabíamos todo sobre la materia, ahora vamos en Planeta Triatlón y terminamos con unos cuantos mitos que llevabas grabados a fuego en tu cabeza. Que si las pantorrilleras, que si el calentamiento, que si cuentos chinos varios documentados por estudios de ciertas instituciones con mayor garantía científica que la de un simple blog de triatlón.

¿Las pantorrilleras reducen la fatiga muscular?

Pues va a ser que no, que las pantorrilleras quedan bastante pro a la hora de correr y, no lo descartemos, muchos nos hemos hecho a correr con ellas y no sabemos hacerlo de otra forma. Pero la relación directa entre su uso y la reducción de fatiga no está documentada. Ésta la conclusión a la que llega un estudio patrocinado por Nike en la Reunión de la American College of Sport Medicine’s (ACSM). El estudio se llevó a cabo con un grupo de corredores y se analizó el efecto después de correr con y sin pantorrilleras. Conclusión: la compresión provocada por esta prenda no se corresponde a una menor fatiga.

Foto: Flickr // navsan75

Aunque estirar es básico para correr, puede aumentar nuestra fatiga

Estirar es una parte de correr. Hasta ahí todo correcto. Ahora bien, un estiramiento estático puede provocar una disminución de la potencia muscular y la eficiencia motora. Así lo desmuestra un estudio publicado en 2012 que confirman esta teoría de que los estiramientos estáticos realizados antes de hacer deporte como el ciclismo pueden reducir el tiempo hasta el agotamiento hasta un 26% y aumentar hasta un 4% el consumo de oxígeno.

Es decir, estirar podríamos decir que aceleraría la llegada de la fatiga.

El ibuprofeno es un medicamento, no se debe tomar por tomar

Últimamente es muy frecuente escuchar en compañeros de grupeta lo de tomarse ibuprofenos como el que se pone a comer galletas María. Pues bien, como ya sospecharás, consumir ibuprofeno o antiinflamatorios tras el ejercicio físico, esta costumbre es de las que tienes que retirar ya de tus hábitos normales.

Atención a las conclusiones del estudio publicado en 2007 que afirmaba que aquellos corredores que consumían antiinflamatorios como el ibuprofeno después de correr, pueden llegar a experimentar el “efecto rebote”, pudiendo alcanzar grados más altos de inflamación. Además, y esto es interesante, los dolores postcarrera no disminuyen ya se tome ibuprofeno como si no.

¿Por qué se produce este efecto rebote? Los antiinflamatorios inhiben la respuesta natural del organismo al estrés físico, el cual debería provocar una adaptación física del sistema osteomuscular y cardiovascular. Por tanto, si se inhibe dicha adaptación, el dolor continúa.

Después de entrenar, un buen batido de chocolate con leche

Es típico escuchar que la mejor forma de recuperar después de un buen entreno o de competir es consumir carbohidratos, a poder ser de forma líquida que facilite su absorción.

Sin embargo, un estudio publicado el pasado año 2016 demostró que los ciclistas que tomaban bebidas con proporción entre carbohidratos y proteínas de 3 a 1 estaban mejor al día siguiente de hcer un esfuerzo físico intenso que aquellos que solo tomaban carbohidratos. Y, curiosamente, un batido de leche con chocolate puro sería la bebida ideal en ese sentido.

¿Cómo distribuir los carbohidratos?

Un estudio publicado el año pasado demostró cómo algunos corredores siguiendo unas determinadas pautas, mejoraron hasta 73 segundos de media en un 10 kms. ¿Cómo?  Consumiendo una elevada cantidad de carbohidratos antes de entrenamientos de fuerte intensidad y posteriormente, limitando los carbohidratos durante el resto del día.

Al día siguiente, estos mismos corredors consumieron menos carbohidratos durante el desayuno seguida de una sesión de entrenamiento moderada.

Repitiendo esta dinámica durante siete días (tres ciclos en total) o durante tres semanas, los corredores conseguían notables mejoras en sus tiempos.

El descanso nocturno es santo

Te hemos dicho muchas veces cómo afecta la falta de sueño al rendimiento deportivo. Pues hoy te lo volvemos a recordar. Las personas que realizan actividades que requieren un alto nivel de alerta, concentración, precisión y habilidades motoras tales como conducir o trabajar con maquinaria pesada necesitan dormir bien. Para los deportistas,  el sueño es muy importante por la influencia que éste tiene en el rendimiento físico, la recuperación posterior y en la ejecución de tareas que requieren un buen estado de alerta o concentración.

Cantidad y calidad del sueño son los dos factores a tener en cuenta no solo a la hora de hacer deporte, sino en la vida en general. Y para eso están varios estudios que así lo demuestran, como el de la Universidad de Stanford.

La cantidad y calidad del sueño es esencial para la vida en general, y para el deporte en particular. Así lo afirmó un estudio publicado en 2011 a cargo de la Universidad de Stanford. Este estudia demuestra que si duermes más durante las cinco o siete semanas previas a una competición (esto incluye tanto acostarse antes como levantarse más tarde), aumenta el rendimiento, tiempo de reacción y velocidad. Así que ya sabeís, a dormir más y mejor.

dormir ciclismo

Foto: Road Cycling UK

La autoconfianza es básica

Quererse a uno mismo, hablar consigo mismo cuando uno entrena y comentar si una cosa te parece bien o mal no es un acto de locura individual, es señal de buena salud. Cuando cree en sí mismo, en sus posibilidades, en que puede hacer lo que se proponga, experimenta una especie de estado de enchufamiento por habla en forma coloquial, que hace incluso aumentar el rendimiento físico.

Y, volvemos a insistir, no se trata de libros de autoayuda, se trata de un estudio publicado en 2011, donde se demostró cómo los atletas que se hablaban a sí mismos de forma positiva estaban más confiados a la hora de la competición.

Foto: Flickr // GoPro Camera

Foto: Flickr // GoPro Camera

 

 

Fuente: elespanol.com