Para la gallega Saleta Castro competir en Lanzarote es competir en casa. Incluso después de su triunfo en Maastrich-Limburg reconoce que el Ironman de la isla es su carrera preferida. Este fin de semana tendrá la oportunidad de disfrutar de nuevo de sus aguas y sus carreteras, ya que se disputa la media distancia del Club La Santa. De hecho en la prueba femenina es la máxima favorita.

La gallega afronta su tercera participación en Ironman 70.3 -tras un un tercer puesto en 2015 y un abandono en 2010- con mucha ilusión. “Nunca te des por vencido hasta la línea de meta“, escribía ayer en su cuenta de Instagram antes de volar para la isla, donde en mayo se hizo con la quinta posición en el larga distancia.

No lo tendrá fácil: Lucy Gossage, Camilla Pedersen o Nikki Barlett son las rivales de más enjundia a las que se enfrentará, más una Anna Noguera que ya sabe lo que es hacerlo bien en Lanzarote: el año pasado, en su primera participación, logró una quinta plaza.

Emilio Aguayo, nuestra bazas en chicos

En la prueba masculina contaremos con la presencia asegurada de Emilio Aguayo, que lucirá el número dos en el dorsal. Estaba inscrito también Albert Moreno, pero el de Igualada ha optado finalmente por ser de la partida en Ironman Barcelona, buscando terminar de adaptarse a la distancia. “Para sacar un diez primero tienes que estudiar“, escribía esta semana en Instagram, y parece que por echarle horas no va a ser.