Este sábado Fernando Alarza disputa su segundo media distancia de la temporada. Tras hacerse con la victoria en Ironman 70.3 Cascais, lo que le sirvió para lograr la clasificación automática para el Campeonato del Mundo de la distancia de 2019, a disputar en Niza, el talaverano será de la partida en una nueva edición de Challenge Peguera – Mallorca.

Pero lo hará con urgencias. Y es que al igual que le ocurriese a Pablo Dapena, Emilio Aguayo y Guru Frades en los días previos a la disputa en Fyn, Dinamarca, del Campeonato del Mundo de Larga Distancia, Iberia le ha perdido la bicicleta con que tiene que competir.

Así lo comentaba el propio triatleta en sus redes, tras además ver cómo le tocaba aguantar un eterno retraso previo a la salida de su avión con destino a tierras baleares. «Después de llegar ocho horas más tarde a mi destino, y las múltiples reclamaciones, ahora los señores de Iberia pierden mi maleta y mi bici«, escribía hace unas horas en Twitter. «Sois una vergüenza«, terminaba.

Esperemos que como en el caso de Fyn todo quede en un susto y Fernando pueda competir el sábado con todas las condiciones necesarias en una prueba en la que, curiosamente, se enfrentará a un Pablo Dapena que busca consolidarse como líder del ranking Challenge.