De Alaska a Argentina, 23.000 kms en bici en solitario y en 100 días, ése es el reto que el ultraciclista alemán Jonas Deichmann intentará conseguir a partir del próximo mes de agosto. De terminar esta gesta en un máximo de 100 días, estaría dos semanas por debajo del actual récord mundial.

Jonas Deichmann es el actual poseedor del récord mundial Guinness en atravesar toda Europa de oeste a este en bici con un tiempo de 25 días, 3 horas y 38 minutos. Precisamente Sean Conway este lunes intentará por segunda vez rebajar la marca del alemán.

El viaje en bici partirá de la Costa Ártica de Alaska el 18 de agosto y seguirá pedaleando a lo largo de las Montañas Rocosas y los Andes, llegando hasta Ushuia, en el extremo sur de Sudamérica. La ruta, que atraviesa algunas de las zonas más remotas del mundo y países potencialmente peligrosos, es desde hace tiempo uno de los retos más apetecibles para los especialistas de esta disciplina. ¿Los motivos? La distancia extrema, 23.000 kilómetros, y más de 200.000 metros de desnivel.

Jonas Deichmann

“La ruta Panamericana siempre ha estado en mi lista de objetivos. Tiene todos  los ingredientes para convertirse en una gran aventura: el frío y el desierto solitario en el Norte, selva tropical en América Central y la alta montaña en el paso de los Andes más al sur “, dice Jonas Deichmann, alguien a quien este tipo de locuras imposibles les motiva más que echarle para atrás.

El año pasado Jonas Deichmann se convirtió en la primera persona en la historia en recorrer toda Eurasia, recorriendo 14.331 kms desde Portugal hasta Vladivostok en un tiempo récord de 64 días.
Para batir el récord del mundo, tiene que pedalear más de 200 km al día, llevando todo su equipo encima, además de los suministros. “En los últimos años la tendencia es utilizar un coche de apoyo en la mayoría de los intentos de récord mundial lo que te supone una enorme ventaja”, dice Jonas. “Para mí, este reto supone una aventura, ya que me va a llevar a mi propio límite físico y mental. Luchar uno solo con todas las dificultades sin contar con nadie de apoyo es una de las partes fundamentales para que sea una gran aventura”.

Jonas estará recaudando fondos para Oro Verde, una organización humanitaria orientada a la conservación de la naturaleza de la selva tropical. Lo curioso de Jonas es que habla un español perfecto, en el que nos ha respondido a las preguntas que le hemos hecho sobre su aventura el próximo verano.

Jonas Deichmann

 

¿Cómo siendo alemán sabes hablar tan bien español?

JD: Viví un año en Alicante cuando tenía 17 anos y aprendí español. Después viví varios años en Brasil, donde tenía amigos y compañeros hispanohablantes.

¿Cuentas con algún tipo de patrocinador para este tipo de retos? 
JD: Sí, ahora que ya he conseguido dos récords mundiales es mucho más fácil tener patrocinadores. Tengo el apoyo, por ejemplo, de Primal Europe, que es quien me proporciona toda la ropa deportiva y del club de montaña DAV – Section Marktredwitz, que me lleva patrocinando y ayudando desde el año pasado.
¿Cómo se prepara este tipo de pruebas? ¿Qué tipo de entrenamientos llevas?
JD: Como la prueba es muy larga, yo entreno mucho mi condición física. Hago unos 40.000 kilómetros de bici al año y varios días en los que meto 300-400 kms, conforme se va acercando la prueba. También corro unos 2.000 kilómetros, nado y hago gimnasio para fortalecer toda la musculatura. Es muy importante entrenar todo el cuerpo, porque voy a tener dolor no solo de piernas.
Para entrenar la mente me gusta colocar la bici en frente de un muro blanco, sin música ni televisión y rodar 10 horas. Es muy aburrido, pero entrenas la cabeza.
Jonas Deichmann
Ahora que está tan de moda entrenar en rodillo, ¿haces sesiones indoor como muchos triatletas de larga distancia? 
JD: Entreno pocas veces en rodillo, salvo cuando me pongo delante del muro blanco. A mí me gusta hacer deporte fuera y prefiero correr cuando hace mal tiempo. Pero nado indoor una vez a la semana para fortalecer el resto del cuerpo.
¿Qué peso llegas a llevar encima con todo el material necesario para una aventura como ésta?
JD: Llevo encima todo que necesito para conseguir este reto en bici. En total llevo unos 5 kilos más el peso del agua y de la comida que varía bastante. Cuando las distancias entre pueblos son grandes, pueden ser incluso más de 10 kilos en total.
¿Qué es lo que más te preocupa de cara a tu próximo objetivo (si es que hay algo)?
JD: Mi mayor preocupación es siempre el tráfico. Cuando conseguí el año pasado el récord de cruzar Eurasia, tuve un accidente con un camión que podría haber terminado mal. Esta vez también tengo que cruzar regiones peligrosas, como Tijuana y la frontera de los Estados Unidos y Mexico. Si no tienes suerte, cualquier situación puede ser muy peligrosa.