Hoy se cumplen cinco años de la victoria de Alejandro Valverde en Peyragudes, donde hoy acaba el Tour de Francia. Aprovechando el aniversario, Alejandro Valverde ha concedido una entrevista a los compañeros de Eurosport. El murciano ha recordado los momentos previos y posteriores al accidente en Dusseldorf, en la primera etapa de esta edición: “Cuando vi mi rodilla partida en dos pensé: Se ha acabado mi carrera deportiva“. Su primer pensamiento fue para su esposa: “Llamad a Natalia, llamad a Natalia, decidle que estoy bien“.

Alejandro ha reconocido que, del golpe, partió la primera pata de la barra. “Entré rápido en la curva, pero estoy seguro de que había algo en el suelo”, dando pávulo a lo comentado por su director Eusebio Unzue, que comentó la posibilidad de que hubiese aceite en el suelo. Hasta ese momento, la contrarreloj iba tal y como él quería: “Estaba en los tiempos de Castroviejo. Tenía la mentalidad de hacer una muy buena crono, porque las que he hecho este año han sido muy buenas”.

A partir del golpe, la recuperación: “Paso cinco o seis horas al día de fisio”. Afortunadamente, la recuperación va por los caminos correctos y sin imprevistos: “Hoy me han quitado los tornillos de la rótula, ha quedado todo muy bien unido. En el tobillo no tuvieron que hacer nada, con la recuperación de la rótula se cura. Llevo una bota especial con la que puedo andar con las muletas, aunque no piso”. El objetivo es durante este periodo de movilidad reducida perder el menor tono muscular posible. Según indicaron los médicos, el periodo necesario para que la fractura esté soldada son unas seis semanas, con lo que la Vuelta a España está descartada.

Preguntado en este sentido, el de Movistar ha reconocido que la temporada está acabada: “Lo sé desde que me caí”. “En 2017 empezaré a montar en bici, pero para volver bien, hay que esperar a 2018”. “Me duele perderme el Tour, que me encanta, es una carrera muy bonita, pero perderme La Vuelta me jode muchísimo”.

Aún no se ha subido a la estática a pedalear. Va a empezar próximamente con la electroestimulación, que “va a ayudar mucho”. Y una vez que suelde la fractura, aguagym y rodillo, “es una lesión para tomarse con calma“.

El murciano, afortunadamente, ve el futuro con ilusión: “Por un momento pensé que mi carrera se había acabado, pero ahora si soy sincero creo que, conociéndome, siendo como soy y lo ambicioso y lo que me gusta la bici, tuve la caída al más alto nivel y yo creo que volveré igual que estaba“.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon