Hemos tenido que esperar mucho para ver participar a Alistair Brownlee en una prueba formato sprint en la Copa del Mundo ITU de Cagliari. Muchos creían que ya no volveríamos a verle en este tipo de eventos, sin embargo, estando los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el horizonte, las grandes espadas del triatlón mundial afilan sus cuchillas y siguen soñando con el oro olímpico.

Alistair Brownlee

Foto: Triathlon Live

El mayor de los hermanos Brownlee ha salido en tercera posición del agua, tras el alemán Justus Nieschalg y el húngaro, Duvay. Después de tres vueltas al circuito de ciclismo, Alistair Brownlee estaba bien colocado en el grupo de cabeza, junto con Ryan Bailie y el italiano y favorito para ganar hoy, Davide Uccellari.

Alistair Brownlee

Foto: Triathlon Live

El triatleta británico de 31 años ha sido el primero en dejar su bici en la T2 y salir a correr con 5 kilómetros por delante que se prometían cuanto menos, muy rápidos y explosivos. A 2,5 kilómetros para el final de la prueba, solo tres triatletas han podido seguir el fuerte ritmo impuesto en cabeza de carrera: Alistair Brownlee, Justus Nieschalg y el estadounidense, Kevin McDowell. Tras un apretado sprint final, el mayor de los hermanos Brownlee se ha llevado el gato al agua y se ha llevado el oro en Cagliari. Segundo ha sido el alemán Justus Nieschlag y tercero el norteamericano, Kevin McDowell.

Alistair Brownlee

Foto: Triathlon Live

Un paso adelante para Tokio 2020

La Copa del Mundo de Cagliari coincidía hoy con las Series Mundiales de Yokohama, donde Javier Gómez Noya ha sido cuarto ante un intratable Vincent Luis. Por su lado Alistair ha decidido escoger esta prueba para probarse y ver qué sensaciones tenía. Está claro que lo necesitaba y seguro que le ha dejado un buen sabor de boca y ganas de más. Hace unos meses en una entrevista, señaló su intención también de correr las Series Mundiales de Leeds -la cuál ya gano en 2016 y 2017-.

El británico haría historia si consigue la victoria final en los Juegos Olímpicos. Tras los dos medallones conseguidos en Londres 2012 y Río 2016, esta sería su tercera medalla de oro y le dejaría en los anales de la historia del triatlón. La posible presencia del bicampeón olímpico en Tokio pondrá a más de uno nervioso. Entre ellos Mario Mola o Javier Gómez Noya, que en Río no pudieron hacer nada ante el poderío de los hermanos Brownlee -oro y plata-.