Alistair Brownlee, uno de los mejores triatletas de la historia, se debate entre tratar de volver al circuito ITU para conseguir la clasificación a Tokio 2020 o seguir su preparación en media distancia.

En el horizonte, como en el caso de Javier Gómez Noya, el asalto a Kona 2020 o 2021. Mientras toma la decisión -y sigue compitiendo en el circuito Ironman 70.3, con la la vista puesta en el Campeonato del Mundo de Niza-, vamos a ver cuáles son sus consejos de cara a tratar de rendir al máximo en triatlón.

Hazlo fácil

«En realidad creo que prefiero tener pocas opciones y hacerlo todo lo más fácil posible«, afirma el vigente oro olímpico. «Tengo un par de pares de zapatillas que uso con mucha frecuencia y no cambio», comenta, en la línea que más de una vez hemos planteado en Planeta Triatlón. «También tengo una bicicleta de invierno buena, sólida y fiable, con guardabarros, ruedas decentes, antipinchazos y con luces, lista para salir a entrenar».

A la Scott que utiliza actualmente en larga distancia, la Plasma 5 -que también podemos ver a Sebastian Kienle– le ha montado unas ruedas Zipp que le aseguren no tener demasiados problemas.

Confía en tu cuerpo

Al final nuestro cuerpo es la herramienta más importante que tenemos, si funciona bien, el éxito estará mucho más cerca. El británico comenta que el verdadero desafío de ponerse en forma es asegurarse de que el tiempo que estés preparándote, te conserves entero. «Mantenerme sano el tiempo suficiente para prepararme es primordial, si hago todo lo que necesito cada día, avanzo en la dirección correcta». El esfuerzo físico va acumulándose a lo largo del año, cada kilómetro y cada esfuerzo con el tiempo, se acaba notando, aseguraba.

La perseverancia da sus frutos

«Tengo un entrenamiento básico que hago durante la mayor parte del tiempo», señala al hablar sobre su preparación a lo largo del año. En períodos previos a competiciones, la cosa cambia: «Unas seis semanas antes de un triatlón empiezo a hacer cosas más específicas y sesiones más intensas en los entrenamientos». Sin embargo, todo depende del objetivo que tengas en mente. Cambia mucho si tu misión es competir en una distancia u otra. «Si mi objetivo es ganar una carrera olímpica», como podía ser hasta hace dos años, «lo hago entre ocho y diez semanas antes, con una preparación distinta e intentando adaptarme al clima» asevera.

Encuentra el equilibrio

La virtud está en el termino medio. El triatlón es una cuestión de eficiencia entre las tres disciplinas que lo componen. Adaptate a tus debilidades e intenta mejorar en aquello que no se te dé bien. «Si eres un buen rodador pero tu natación no es la mejor, puedes utilizar horas de bicicleta por natación. Es bueno crear una base y construirla».

Disfruta de lo que haces

La verdadera dificultad de ser todo un triatleta es la constancia. Seamos sinceros, ¿quién no se ha escaqueado alguna vez de finalizar el entrenamiento que teníamos pensado? Cada minuto nadando, corriendo o rodando es importante.»Lo que me hace vibrar en cada entrenamiento, cuando estás muy cansado y piensas que ya lo has dado todo, es decirme a mi mismo que puedo dar mucho más«, explica. El mayor de los hermanos afirma que siempre trata de no retirarse de ninguna sesión, porque pese al sufrimiento que produce al final es algo que le divierte: «Me digo a mi mismo que el 95% de la formación que hago es divertida, al final si la disfrutas es mucho más fácil«.

Nunca subestimes el sueño

Venimos hablando de ello las últimas semanas: la calidad y cantidad del sueño importa. Muchos deportistas mantienen un horario de sueño muy fijo, como es el caso de Mario Mola que todos los días se va a la cama a las 21:30. Con Alistair, el horario es el mismo. «Trato de ir a la cama todos los días alrededor de las 9:30. Siempre trato de dormir unas 8 y 8:30 horas al día».

Conoce el recorrido

Muchos de los circuitos ocultan complicaciones en sus recorridos, sobre todo en el segmento ciclista. «Muchos de los recorridos son rápidos y con múltiples vueltas, recorrerlo antes de la carrera hace que las cosas sean mucho más fáciles», finalizó.