La semana pasada comentábamos que Alistair Brownlee tenía como objetivo para 2017 el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3. Pues bien, hoy la BBC publica que el mayor de los Brownlee deja durante dos años la corta distancia para centrarse en construir la base necesaria para triunfar también en la larga distancia.

«Voy a buscar cosas diferentes de la distancia olímpica, es importante tener otros objetivos que marcarse», ha dicho el británico. «He estado en tres Juegos Olímpicos y no puedo decir que no vaya a estar en unos cuartos».

«Todos los triatletas tenemos la ambición de participar en el Campeonato del Mundo de Ironman en Hawaii».

«Es bastante improbable que pueda hacerlo en los dos próximos años», ha continuado Brownlee, «pero voy a construir la base necesaria de resistencia que necesito y luego quizás vuelva a la corta distancia para acudir a Tokio». En este sentido, conviene apuntar que a Jan Frodeno le costó dos años prepararse para el salto a la larga distancia desde su sexto puesto en Londres 2012.

2017 será el año de participar en media distancia y buscar el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 y a final de temporada, y en función del resultado, de su forma física y capacidad de recuperación, decidir atacar la larga distancia en 2018. Según slowtwitch.com por cierto, y en palabras del comentarista de ITU Barrie Shepley, Javier Gómez Noya habría aparcado su intención de debutar en Ironman en 2017 para centrarse en lograr un nuevo título de las Series Mundiales de Triatlón.