Alistair Brownlee confirmaba hace unos días su intención de volver a la corta distancia, la que más alegrías le ha dado, y competir en los próximos Juegos de la Commonwealth a disputar el próximo mes de abril en Gold Coast. Con este motivo, el británico ha concedido una entrevista a un periódico local de Yorkshire en la que habla de esta próxima temporada que se acerca y, quizás lo más importante, el futuro a medio plazo con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el horizonte.

Los Juegos de la Commonwealth

En estos días me gusta salir en bici, juntarme con un grupo de gente, hablar y reírme con ellos” dice un Alistair en plena pretemporada y ya recuperado de la lesión que le apartó de su gran objetivo para 2017, el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3. “El 90% de estar motivado es hacer cosas de estas. Pero para el otro 10% necesitas ir un poco más allá, y tener una competición a la vista es lo más importante

Siempre he dicho que se trata de escoger objetivos que me motiven y que disfrute haciéndolo“, añade Brownlee, que reconoce estar cerca de la plena forma. “Cuando me lesioné, los Juegos de la Commonwealth surgieron como una oportunidad. Me senté a meditar y decidí que sí, que quería estar allí“. Hace tres años se llevó la victoria en los disputados en Glasgow, y quiere repetir triunfo. “Quiero salir y entrenar para conseguirlo. Es lo que me motivó para volver al gimnasio y entrenar”. Como a los populares, a veces le cuesta levantarse e ir a entrenar. “Hay días de ‘no quiero hacer ni una repetición más’, o incluso de ni querer ir al gimnasio, pero entonces pienso en la Commonwealth y me motivo“.

La rivalidad de Alistair Brownlee con su hermano

Uno de los mayores alicientes de disputar la Commonwealth será competir con Jonathan, su hermano pequeño. Más si cabe teniendo en cuenta que esta edición de los juegos se disputará sobre distancia sprint, donde Jonathan puede tener más posibilidades que Alistair. “Sin duda estamos un poco más igualados“, afirma el dos veces campeón olímpico.

Campeonato del Mundo de Ironman 70.3

Teniendo en cuenta que los Juegos son en abril, el británico tiene toda la temporada por delante. Pese a volver a la corta distancia, tiene claro que sus objetivos pasan por triunfar por la media. Tras las dos victorias logradas en Utah y Gran Canaria este 2017, Brownlee vuelve a marcarse el mismo objetivo para este 2018 que se acerca. “Tras los Juegos de la Commonwealth iré a por el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3“, que este año se disputará en Sudáfrica el próximo mes de septiembre.

Tokio 2020

Después de Sudáfrica, el británico se sentará y decidirá si va a por un tercer oro olímpico de triatlón en Tokio, o se concentra a tiempo completo en Ironman. “En lo que respecta a Tokio, lo decidiré a final de temporada“, afirma categórico. “Podría ser el primero en ganar tres oros, pero esas cosas no me motivan mucho. Lo motivante es el desafío en sí, el ganar a los mejores en el día más importante para nuestro deporte“.

En Tokio 2020 contará con 32 años. “Cuanto más viejo me hago, más me doy cuenta de que estas son las cosas que me importan. Y las pruebas Ironman suponen un gran desafío por varias razones. El Campeonato del Mundo de Ironman en Hawaii, con todo ese calor, es un gran desafío. Sé que tengo buena resistencia, pero tengo que aprender muchas cosas sobre la táctica en las carreras, la nutrición o la posición aerodinámica”.

“Hay muchas cosas que tener en cuenta para triunfar en Ironman”, concluye. “Pero quiero intentarlo”.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon