En una entrevista para 220triathlon realizada ayer por Tim Heming, el dos veces campeón olímpico Alistair Brownlee ha hecho público su intención de atacar el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 que tendrá lugar en Chattanooga, Tennesse.

«Quiero ganar el Campeonato del Mundo de Medio Ironman en algún momento, y es el objetivo más lógico para el próximo año» ha dicho el triatleta de Yorkshire.

«Estoy tratando de no mirar mucho más allá. He pasado dos ciclos olímpicos diciendo que cuatro años después quería estar en la línea de salida, y esta vez quiero que sea diferente».

Alistair ganó las ediciones de 2013 y 2014 del Abu Dhabi International Triathlon cuyo segmento de bici es de 100 kilómetros, y este septiembre se hizo con el triatlón de Pekín que es sin drafting, pero nunca ha competido en pruebas en las que el segmento de carrera a pie sea de más de diez kilómetros. Como la mayoría de los triatletas que se retiran del circuito ITU, con drafting permitido, el también ve en el Ironman 70.3 su paso natural hacia Ironman y, con ello, al Campeonato del Mundo en Hawaii.

«Quiero hacer otras cosas los dos próximos años: algo más que distancia olímpica, intentar algo más duro, quizás más carrera a pie» ha dicho.

«Sé que para estar en Tokio tengo que prepararme a conciencia durante dos años. Así que dentro de dos años, cuando llegue el momento, mi objetivo será Tokio… O quizás Hawaii».

 

Pero no se queda ahí el triatleta de 28 años: sus ambiciones no se limitan al triatlón, ya que querría probar en el atletismo, como ya hizo en su momento, e incluso el maratón.

Hay que recordar que tiene una mejor marca en el 10K de 28:32, lograda en California en 2014, y que en su momento abandonó la idea de ayudar a Gran Bretaña en la prueba de la Commonwealth a causa de una lesión. En 2018 tiene otra oportunidad en Gold Coast.

«Me gusta la idea de tener otra vez la posibilidad de clasificarme, pero como pude comprobar la otra vez, es muy duro conseguirlo: incluso los mejores chicos no corren muchas pruebas, y yo en esta ocasión no quiero sacrificar muchas cosas», con lo que viene a decir que en el fondo lo que no quiere es tirar al traste la temporada de triatlón.

«El maratón encaja con la preparación de un Ironman más que con la distancia olímpica, así que decidiré en el próximo año y medio. Por desgracia, uno no puede hacer todo lo que querría en su carrera deportiva».

El Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 vuelve a América en 2017, el 10 de Septiembre en Chattanooga. Para poder ganar la carrera, primero se tendría que clasificar, con lo que tendría que acumular los puntos necesarios participando en carreras previas.