Aprovechando que ayer 19 de abril era el día de la bicicleta, se presentaba la campaña “Almas ciclistas”, una emotiva campaña para reducir de una ver por todas las muertes ciclistas en la carretera. Y ojalá se consiga.

Fue el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acompañado del director general de Tráfico, Gregorio Serrano, quienes presentaron la campaña. Encima de cada bicicleta hay una vida, se han producida 58 muertes ciclistas y otros 652 resultaron heridos graves en 2015, último año en que las cifras de siniestralidad están cerradas. El último recorrido de algunos de ellos se recoge en la campaña “Almas ciclistas”, que quiere concienciar a todos los usuarios para mejorar la seguridad del colectivo.

La campaña conciencia y sensibiliza pero “no causa dolor”. En el vídeo, una bicicleta sin conductor recorre algunas carreteras y calles donde algunos ciclistas perdieron la vida. Mientras, familiares de las víctimas les recuerdan y animan a los ciudadanos a que no se vuelvan a producir nuevas víctimas.

La campaña busca dar voz a las víctimas para que la trasmisión de su experiencia sirva para evitar nuevos accidentes y ayudar así a salvar vidas.

Consejos

El ministro del Interior ha recordado algunos consejos, como que se reduzca la velocidad y se guarda siempre una distancia mínima de un metro y medio cuando se adelante a un ciclista. Ha recordado también que al adelantar a un ciclista está permitido invadir el sentido contrario, aunque exista línea continua, si no hay peligro.

almasciclistas

Entre las medidas que se están tomando, Tráfico está señalizando tramos con elevada intensidad circulatoria de ciclistas para advertir al resto de usuarios de la vía de la presencia de ciclistas en la calzada. La señalización de los tramos se decide de forma conjunta y consensuada por la federación provincial, el titular de la vía y la DGT.

Ojalá esta nueva campaña sirva para parar tanto asesinato (que no accidente) que se produce semana tras semana en nuestras carreteras. Que no haya más muertes inocentes, por favor.