Si estás buscando motivación para dar el salto al mundo del triatlón y te ves muy mayor o crees que no sabes nadar lo suficientemente bien, vamos a contarte el caso de Penny Slack. A ver qué te parece. A sus 82 años, Penny es capaz de nadar distancias que a muchas personas con la mitad de edad se les antojarían imposibles. Para ella, la edad no es una barrera, sino todo lo contrario.

Su secreto no está en las barritas de proteína o en las clara de huevo que se toma al día, ni tampoco pretende llegar a los Juegos Olímpicos ni a Kona, pero Penny Slack es una atleta de los pies a la cabeza.

Y nos lo cuenta su entrenadora de natación, Laura Quilter, que fue la primera en darse cuenta que una mujer mayor pasaba varias horas en la piscina durante una media de seis días por semana. Algo muy poco habitual en personas de ese grupo de edad. Y para rizar el rizo, aquí va la siguiente vuelta de tuerca. La señora Slack aprendió a nadar cuando tenía 72 años. Laura Quilter sabe lo difícil que es enseñar a nadar a esa edad y el miedo que supone la sensación de sumergirse por primera vez en el agua. No solo hay que aprender a flotar, respirar, dar patada y bracear, sino que a ello hay que sumarle que la fuerza y flexibilidad están mucho más limitadas a esa edad.

Foto: lauraquilternz.com

Foto: lauraquilternz.com

Pero si hay algo que le impresionó de Penny fue su energía y vitalidad, que eran arrolladoras. Su nivel de constancia es algo muy poco habitual en nadadores mucho más jóvenes que ella y que ya quisieran tener. Apenas dio un par de clases con ella para darse cuenta que Penny estaba decidida a aprender a nadar. Para mejorar su técnica leyó muchos libros de los cuales concluyó que la clave para nadar era la repetición y el tiempo que se pasaba en el agua.

Todas las semanas esta mujer de 82 años nada hasta un kilómetro tres veces por semana. Su constancia y tesón le ha hecho obtener la clasificación para competir en los World Masters Games 2017 y recibir su primera medalla. Son historias de esas que cuanto menos, te hacen pensar.

Penny Slack

Penny Slack

Fuente: lauraquilternz.com, WMG2017