El exciclista norteamericano Lance Armstrong, sancionado de por vida y desposeído de sus siete Tour de Francia, no ha dudado en cargar contra el presidente de la UCI, Lappartient. El motivo esta vez ha sido las declaraciones de David Lappartient en una entrevista para un medio impreso luxemburgués, Luxemburger Wort. El presidente de la Unión Ciclista Internacional, Lappartient dijo textualmente «Former dopers have no place in the sport of cycling», o lo que es lo mismo «los dopados no tienen lugar en el mundo del ciclismo».  «Cycling must be credible, otherwise everything is lost», «El ciclismo debe ser creíble, si no, todo está perdido».

La reacción de Armstrong no se ha hecho esperar y ha contestado con un tuit lleno de ironía y acidez contra el actual presidente de la UCI:

En la entrevista al presidente de la UCI, el medio de prensa luxemburgués preguntaba a Lappartient  por la posible vuelta al pelotón del ciclista danés Bjarne Riis (otro que reconoció haberse dopado). El máximo responsable de la UCI fue rotundo en su respuesta: «Los dopados no tienen sitio en el ciclismo, decir lo contrario sería hipócrita. Todos los ciclistas deben mantenerse firmes ante un objetivo: el ciclismo debe ser creíble, de lo contrario todo está perdido».

Lappartient criticó la presencia en el pelotón de Riis o del manager del Astana, Alexander Vinokourov, también castigado por dopaje. «Hay ciclistas que se doparon en su etapa que no deberían ser bienvenidos en el pelotón actual. Han infligido un daño inmenso en el deporte y tienen que vivir con las consecuencias».

Fuente: cyclingnews.com