El titular con la actuación del equipo español de atletismo ha conseguido desplazar hasta el fútbol de los diarios deportivos. La brillante actuación de la escuadra española consiguiendo ayer tres oros para Ana Peleteiro (triple), Álvaro de Arriba (800) y Jorge Ureña (heptatlón) firmaban la mejor actuación de España en unos Campeonatos Europeos indoor. Poco después, Jesús Gómez se hacía con el bronce en un disputado 1.500 y la jornada se cerraba con una plata en el relevo de 4×400 formado por Óscar Husillos, Manuel Guijarro, Lucas Bua y Bernat Erta.

Al broche de oro con que finalizaba la jornada del domingo hay que añadir la plata en la prueba del 400 metros individual para el atleta de Astudillo, Óscar Husillos.

Ana Peleteiro

Foto: European Athletics

Ana Peleteiro hacía un salto que le situaba en 14,73, nuevo récord de España desbancando así el anterior récord conseguido por Carlota Castrejana en 2007 (14,64). Bronce en el pasado Mundial  y bronce en los Europeos de Berlín 2018 al aire libre, Peleteiro ya se había cansado del tercer puesto del cajón y buscaba el oro, que ha llegado por fin en estos Campeonatos.

Después le tocó el turno a Álvaro de Arriba, a priori, favorito para hacerse con el oro pero con rivales peligrosos. El salmantino corrió con mucha cabeza en 1:46.83, tiempo ante el que nada pudo hacer el británico Jamie Webb. Mariano García, uno de los jóvenes debutantes en un europeo, fue cuarto con récord personal (1:47.58) y después de correr magistralmente para un debut en este tipo de prueba.

Alvaro de Arriba

Foto: European Athletics

Jorge Ureña se proclamaba campeón de heptalón con 6.218 puntos cerrando la competición con una verdadera exhibición de poderío imponiéndose en la prueba de 1.000 metros. Sus parciales en las diferentes pruebas fueron de: 6.96 en 60 lisos; 7,39 en longitud; 14,68 en peso; 2,07 en altura; 7.78, en 60 m vallas con récord personal; saltó 5,00 en pértiga y ganó el 1.000 en 2:44.27.

Jorge Ureña

Foto: European Athletics

La prueba de 1.500m fue un duelo mano a mano entre el joven noruego de 18 años, Jakob Ingebrigtsen, y el polaco Marcin Lewandowski, que acabó imponiéndose sobre el noruego. A pesar del cambio de ritmo final en una carrera que había empezado lenta, el burgalés Jesús Gómez aguantó el tirón como pudo siguiendo la estela de los dos máximos favoritos y rematando un tercer puesto con 3:44.39. Por fin España vuelve a copar las primeras posiciones del 1.500m, una prueba en la que España siempre había sido una potencia con figuras que todos tenemos en la cabeza.

Marcin Lewandowski

Foto: European Athletics

El cuarteto español formado por Óscar Husillos, Manuel Guijarro, Lucas Bua y Bernat Erta ponía a España de pie desde la primera hasta la última posta con un potente y equilibrado equipo que lucho de tú a tú nada más y nada menos que con el equipo belga de los hermanos Borlee. Solo en el último metro Kevin Borlee pudo con Bernat, de 18 años, que a punto estuvo de arrebatarle a Bélgica el oro. Final con récord de España (3:06.32) que sabe a gloria.

La nota triste de la jornada fue el cuarto puesto de Orlando Ortega, que no tuvo un buen día. Llegaba con la mejor marca del año y había demostrado que era el mejor tanto en las series como en semifinales. Pero en un 60 metros vallas cualquier error te deja fuera, y eso es lo que pasó. Sus declaraciones posteriores muestran un Orlando Ortega muy decepcionado que incluso se ha planteado dejar el atletismo. Esperemos que sea un pensamiento en caliente ya que España no puede permitirse no contar con él.