El nacimiento de AX3 surgió de la idea de crear una marca española de neoprenos de alta calidad, a la altura de los mejores triatletas del mundo y de nuestro triatlón. En este proyecto están presentes Fernando Alarza y su hermano Jesús, Julián Huertas (experto entrenador de natación con más de treinta años de experiencia y creador de varios productos para mejorar la técnica y el rendimiento en la natación) y Francisco Rojas, empresario de éxito del sector textil.

Jesús, cabeza visible del proyecto, cuenta la historia de la empresa, que apenas tiene dos años de vida: «En Enero 2015 se empezó a trabajar en el desarrollo de los productos. Tras varios meses de esfuerzo y numerosas pruebas de diferentes prototipos se llegó a los diseños que están disponibles hoy en el mercado». «En abril de 2016 recibimos el primer pedido y comenzamos a mostrarlo al gran público con resultados hasta ahora muy satisfactorios, ya que la gente queda muy sorprendida de las prestaciones de cualquiera de los modelos de nuestro catálogo» continúa.

Desde entonces, AX3 ha estado presente en grandes pruebas de triatlón: junto a Fernando Alarza, lo usan Miriam Casillas, Luis Velasquez y Antonio Serrat, además de ser la marca de neoprenos oficial de la Selección Española de Aguas Abiertas.

Con estas credenciales, llegó a nuestras manos su neopreno tope de gama, el AX3 Olimpic. En una discreta caja, al abrirlos encontramos el traje perfectamente doblado dentro de una bolsa de transporte que evita cualquier tipo de rasguño durante el viaje. Cogemos el neopreno y enseguida nos damos cuenta de la enorme calidad de los acabados en cada una de las uniones de los paneles.

ax3 olimpic

Foto: Fernando Santander

Materiales utilizados

Con un diseño sobrio, lejos de los diseños llamativos de otras marcas, lo que de verdad capta nuestra atención es el espesor de las placas de los brazos, hombro y dorsal donde se ha empleado Yamamoto SCS #40, un material extremadamente flexible y que le confiere gran ligereza.

En el pecho se ha recurrido a un panel Yamamoto SCS Aerodome, material patentado por el fabricante japonés de textiles, formado por burbujas de aire colocadas de manera uniforme que añade una flotabilidad extra en la partes del cuerpo que más lo necesitan. En el cuello, espalda y piernas se ha usado Yamamoto SCS #39, también muy flexible y que facilita la libertad en el movimiento.

Con la combinación de paneles de diferentes grosores se consigue un equilibrio perfecto entre flotabilidad y flexibilidad, lo que se traduce en una mayor velocidad. Destacar el uso del novedoso SCS Metal desde el pecho a la los tobillos. Es un material que añade una película de muy fina de 70 micras de aleación de titanio, y que, según la marca, asegura un ajuste perfecto al cuerpo: el material desliza fácilmente por el cuerpo, mejora las propiedades térmicas, aumenta la flotabilidad en la zona donde se coloca y permite que la transición sea extremadamente rápida.

Si pese a esta facilidad de maniobrabilidad preferimos llevar el neopreno cortado en la zona de los tobillos, el Olimpic viene pensado para ello con 3 puntos de corte con refuerzo adicional para evitar que se deteriore si hacemos uso de las tijeras. Por ultimo, todo el traje a sido recubierto por una capa de Yamamoto SCS, otro recubrimiento exclusivo patentado que repele el agua consiguiendo una menor resistencia al avance y, por lo tanto, mayor velocidad.

ax3 olimpic

Foto: Fernando Santander

Usabilidad

Para usar el AX3 Olimpic hay que estar acostumbrado al neopreno. Sin el hábito de usar este tipo de prendas el ponérselo puede ser relativamente dificil: en la zona de las piernas el tejido interior, el SCS Metal comentado hace unas líneas, se pega a la piel en seco y es difícil colocarlo sin dificultad, incluso con una bolsa de plástico. Afortunadamente, tiene truco: con una botella de agua, mojándolo por dentro, entra muy fácil y desliza a la perfección sin necesitar ningún esfuerzo. Es una curiosa característica que luego veremos como jugará a nuestro favor.

ax3 olimpic

Foto: Fernando Santander

Los brazos tienen un tejido más convencional y aquí si que nos lo colocaremos con la típica bolsa de plástico. Para los que uséis gps compitiendo recomendamos que lo dejéis dentro de la manga ya que en la zona de las muñecas ajusta mucho y no podréis quitaros el traje en la t2. Por último, un detalle que nos gustó mucho: la cremallera se abrocha de arriba para abajo, por lo que evitaremos que en un enganchón nadando se nos baje.

En el agua

Una vez correctamente colocado, notamos una gran libertad de movimientos, sobretodo en la zona de los hombros. A la mayoría de triatletas que venimos de la natación desde edades tempranas, que estamos a gusto en el medio acuático, no suele gustarnos enfundarnos un neopreno para competir. Sin embargo, el AX3 Olimpic, por su facilidad de uso y amplia libertad de movimientos, mitiga en gran medida esta sensación.

En el agua podemos confirmar su usabilidad, pudiendo nadar incluso manteniendo los codos altos sin ningún tipo de molestia. A medida que los metros avanzan, la sensación de libertad mejora. Esto unido a su gran y equilibrada flotabilidad, hace que tengamos sensaciones de ir muy rápido, cosa que comprobamos crono en mano: en series de piscina de cien metros, a mismo pulso, se logran reducciones de tiempo entre cinco y seis segundos con respecto a bañador tradicional.

Retirada en competición

A la hora de quitarse el neopreno en la T1, con el AX3 Olimpic vamos a contar con un gran aliado, ya que desprenderse de él es un juego de niños. Mientras vayamos corriendo por la alfombra dirección a la bicicleta, con un solo gesto del brazo derecho, vamos a poder quitarnos la cremallera y la manga izquierda casi del tirón. Acto seguido el brazo derecho sale con la misma facilidad, y una vez delante de la bici, nos bajamos en traje hasta las rodillas. El resto se retira de manera muy rápida, únicamente con las piernas. Esto es así gracias al tejido especial del que os he hemos hablado, el SCS Metal. De esta manera dejamos las manos libres para ir colocándonos el casco, ganando unos segundos que son vitales si queremos salir delante.

Conclusión

Como conclusión, los chicos de AX3 han conseguido un neopreno de gran nivel a la altura de los mejores en cada aspecto y que seguro que con el tiempo comenzaremos a verlo mucho mas a menudo en las mejores pruebas de natación de aguas abiertas y triatlón del panorama nacional e internacional. Los puntos fuertes serían su facilidad para quitárselo en la T1, la gran libertad de movimientos en los brazos y la buena flotabilidad. Cómo único punto a mejorar vemos el diseño, clásico, aunque hay que reconocer que va por gustos.

Su precio es de 699,00 euros.

www.ax3triathlon.com