Si eres ciclista, seguro que sabes de qué te hablo. Ese fondo de botella cuando enjuagas el bidón al llegar a casa…, ¿no te parece que empieza a ser de otro color? ¿No ves una especie de organismos pluricelulares haciendo vida propia con los restos de agua del fondo? Una investigación encargada por Treadmillreviews.net ha revelado la cantidad de bacterias que puedes llegar a acumular en una botella sin lavar, mejor no saberlo, ya te advierto.

¿Te has fijado lo que hacen los profesionales cuando llegan al sprint final? Todos tirando bidones como locos para quitarse peso de encima, y porque saben que nunca van a reutilizar un bote ya usado. Eso para ellos es impensable. Un ciclista profesional puede utilizar todos los bidones que quiera, porque según lo tira, le dan uno nuevo. En una prueba como puede ser el Tour de Francia se llegan a utilizar hasta 40.000 bidones.

CYCLING-FRA-TDF-2010-PAULINHO

Aunque pueda parecerte un despilfarro terrible, quizá sea la postura más lógica y coherente de acuerdo a la citada investigación. Se llegó a contar el número de bacterias en la superficie de los bidones más comunes que llevamos todos encima cuando hacemos deporte y rellenamos una vez tras otra. Solo te diré que hay muchas bacterias, quédate con eso como conclusión de esta entrada.

Se tomaron muestras de las tapas de bidones usados y reutilizables que habían estado sin lavarse durante una semana. Los hisopos fueron analizados por un laboratorio con el objetivo de determinar el número y tipos de bacterias presentes, medidas como unidades formadoras de colonias (colony-forming units, en inglés y más conocidas como CFU) por centímetro cuadrado.

La media de CFUs encontradas en los 12 bidones de agua que se tomaron como muestra (tres por cada tipo de diseño) fue de 313.499.  Para que te hagas una idea de una comparación con otros objetos a priori poco lustrosos, en un juguete de perro normal puede haber 2.937 y en un fregadero de cocina, la media de CFU’s es de 3.191.

Las peor paradas son las «slide-top» que puedes ver aquí abajo, con más de 900.000 unidades formadoras de colonias. A continuación, los bidones preferidos por todos nosotros para salir el bici, «squeeze-top» con una media de 160.000 CFU

botella1

Las botellas con rosca salieron más o menos parecidas a las anteriores. Y por último, los bidones con pajita parece que son las limpias, con tan solo 25 UFC por centímetro cuadrado.

botellas2

Después de este estudio, Treadmillreviews recomienda acero inoxidable sobre bidones de plástico y limpiar siempre el bidón después de cada uso asegurándose de que hemos eliminado cualquier resto de bacteria. No dejarlo una semana en la bici con resto de agua de la última salida, que nos conocemos.

bitkra.es

Foto: bitkra.es

Fuentes: Treadmillreviewstelegraph.co.uk