Este domingo pasado Ben Kanute se convirtió en el artista invitado del Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 que se llevó Javier Gómez Noya. El norteamericano, que al igual que el español es un habitual del circuito ITU, lideró la carrera hasta poco antes de la mitad del segmento de carrera a pie, entrando finalmente en meta segundo, rompiendo con todos los pronósticos. “Tenía este Campeonato del Mundo marcado en mi calendario desde principio de temporada. Correr en casa es especial“, reconoció al acabar la prueba.

En Trirating auguraban una natación en la que Kanute y Gómez Noya saliesen en cabeza, y no se equivocaron. “Sabía que tenía que aprovechar la natación río arriba, y pude abrir más ventaja de lo que esperaba al salir del agua. Mi idea era apretar al principio de la bici, especialmente en Lookout Mountain“. Se refiere Kanute a la primera subida que había en el recorrido, con un desnivel acumulado de casi 250 metros. “Es una subida exigente, y fue donde se abrieron los huecos“.

El control entre Kienle, Tim Don y Javier Gómez Noya le benefició: “El grupo de atrás se vigilaban entre ellos y no presionaban“. A la T2 llegó con más de cuatro minutos de ventaja sobre sus rivales, aunque a mitad de recorrido, en una pasada que quedará para la historia, tuvo que ver cómo Javi enjugaba la diferencia. “Me aseguré de marcar el mejor ritmo posible, y aunque la media maratón de Javier Gómez Noya fue excepcional, pude mantener la ventaja y llegar a meta en segundo lugar“.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon