Hay quien corre por conseguir un resultado, quien corre por un tiempo en meta determinado, quien corre por un reto y quien corre por regalar una sonrisa a quien más lo necesita. El pasado 1 de octubre fue uno de esos días donde la solidaridad y el compromiso van de la mano del deporte al más alto nivel. Una fiesta de verdad para todos los que amamos el atletismo. Porque ganar es bonito, para qué negarlo, pero ver las caras de felicidad y alegría de tanto niño que lo necesita, quizá sea mucho más placentero y nos aporte más felicidad que el hecho de ganar por ganar.

Hermanos Dematteis

Foto: Facebook // Gemelli Dematteis

El reto: Io21zero97

El pasado 1 de octubre se celebraba el Campeonato Máster de Media Maratón en Italia, la Io21zero97Un total de 1.450 participantes, de los cuales todos menos uno luchaban por su mejor marca personal en la distancia, algo habitual para todos nosotros. Bernard Dematteis, vestido para la ocasión con los colores de la bandera italiana, deja salir a todos sus competidores. Espera 3 minutos y empieza a dar las primeras zancadas. Para Bernard Dematteis esta vez el objetivo es diferente. Por cada persona que consiga alcanzar y superar, se donarán 2 euros para una buena causa: conseguir comprar un autobús para los chicos del G.V.S. (Gruppo Volontari del Sorriso di Valle Camonica).

Finalmente, Bernard Dematteis llega a meta en 1h11m56s (tiempo real sin los 3 minutos de espera: 1h08min30s). Llega en el puesto número 18. Ahora ya podemos hacer cuentas de cuánto ha donado este grandísimo atleta a una buena causa 1.432 euros x 2 = 2.864 euros

Así lo decían los hermanos Dematteis dando las gracias a estos chicos por demostrarles que la diversidad es bonita y que se puede correr con un motivo más que justificado, que es el conseguir una sonrisa. Sin más, sin ganar medallas ni copas. Gran lección la que estos atletas italianos nos han dado.

Hermanos Dematteis

Foto: Facebook // Gemelli Dematteis

Récord de subida al Monviso, 1:40:47

Los gemelos Bernard y Martin Dematteis son campeones euros de carrera de montaña. El pasado 8 de septiembre se enfrentaron al récord de subida al Monviso, que permanecía imbatible desde el 6 de septiembre de 1986 cuando Dario Viale subió en 1h48m54s. Dicho y hecho. Bernard Dematteis empleó un total de una hora y cuarenta minutos en la ascesión, casi ocho minutos menos que el mejor tiempo anterior, que databa de hace 31 años. Poco después, llegaba a la cima el segundo de los gemelos, Martin.

Gemelos Dematteis

Foto: foto Paolo Costa y Andrea Garassino