El nombre de Bernard Lagat es como el de los buenos vinos, que cuanto más años cumplen, mejor están. Hoy en día, este atleta keniano nacionalizado estadounidense en 2004 es más conocido por todas los logros que ha conseguido a una edad en la que otros muchos ya están retirados del mundo del atletismo desde hace tiempo. Pero lo cierto es que Bernard Lagat se ha ganado el respeto de todos los aficionados al atletismo por sus marcas en los últimos años y por ser uno de los corredores más regulares en la actualidad.

Su última gesta ha sido correr a los 44 años camino de los 45 el próximo mes de diciembre el maratón de Gold Coast (Australia) con un tiempo final de 2h12:10. Recordemos que Bernard Lagat debutó en maratón a los 43 años en noviembre de 2018 y lo hizo en Nueva York, terminando en 2h17:20, casi cinco minutos más que lo que acaba de conseguir en Gold Coast en el segundo maratón que corre en su larga trayectoria deportiva.

Este resultado le llevó hasta el séptimo puesto de la clasificación general y, lo que es más importante, a batir el récord de Meb Keflezighi en Estados Unidos (40+) de 2:12:20 en maratón masculino. Un crono, 2:12:10, que supone un récord personal de más de 5 minutos para Lagat, dos veces medallista olímpico en 1.500. El ganador de la prueba fue el japonés Yuta Shitara, que corrió hasta el kilómetro 40 junto con el keniano Barnabas Kiptum y el neozelandés Zane Robertson. Shitara, que ganó más de un millón de dólares cuando estableció un récord de 2:06:11 en el Maratón de Tokio en 2018, terminó ganando, ya que era el único hombre capaz de correr a un ritmo de 6:48 los últimos 2.195 kms finales. Ganó en 2:07:50, Kiptum fue segundo con nueva marca personal de 2:08:02 y Robertson fue tercero en 2:08:19, un nuevo récord nacional para Nueva Zelanda.

Bernard Lagat

Foto: Chikara Yanada

A 40 segundos de la mínima olímpica

El único «pero» que se le puede poner a su segunda maratón fue que Lagat se quedó a 40 segundos de la marca mínima olímpica exigida de 2:11:30 (si hubiera entrado entre los cinco primeros, también habría podido conseguirlo, pero el quinto entró con una marca de 2:10:29.

Otra de las curiosidades de su actuación en Gold Coast es haber batido al famoso Yuki Kawauchi (2.15:32), el atleta japonés que lleva terminados 94 maratones en 10 años, 90 de ellos por debajo de 2.20 esta vez tuvo que conformarse con el puesto 13 de la general.

Bernard Lagat, que tiene todos los récords Máster 40 desde los 1.500m hasta el maratón, ha demostrado que tiene a tiro el récord mundial para atletas mayores de 45 años que ostenta en la actualidad el keniano Kenneth Mungara (2.12:47), marca conseguida en el maratón de Hong Kong en febrero pasado.

Sin batir el récord de maratón familiar

Está claro que Bernard Lagat estaba decidido a terminar muy fuerte el domingo en Gold Coast. Aunque no consiguió la meta que se había propuesto, que era la mínima para estar en Tokio, sí consiguió una mejor marca personal rebajando 5 minutos su anterior crono y el nuevo récord americano máster. Lo que tampoco consiguió fue el récord familiar. Su hermano Nathan tiene 2:12:08, su hermano William tiene 2:12:09 y este domingo Lagat consiguió 2:12:10 por uno y dos segundos

 

El historial de Bernard Lagat

Si Lagat continúa corriendo maratón hasta Tokyo 2020, podría intentar igualar el récord de número de participaciones olímpicas del angoleño João N’Tyamba, que ha participado en seis y convertirse, así, en el cuarto corredor olímpico de más edad.

En los Mundiales de Osaka 2007 consiguió un doblete de 1500 y 5000 metros, quedando por delante de Rashid Ramzi en la prueba de mediofondo y superando al gran Eliud Kipchoge en los 5000 metros.

En Berlín 2009 se tuvo que conformar con un bronce en 1500 metros y una plata en 5000 metros, un premio nada despreciable para un atleta que tenía entonces 35 años.

Dos años después, se llevaría una plata en los Mundiales de Atletismo de Daegu 2011, donde la veteranía le dio la medalla al saber esperar el momento exacto para dar el último cambio de ritmo, y aunque no pudo alcanzar a Mo Farah, logró superar a varios atletas etíopes.

A nivel olímpico no ha conseguido tantas medallas como en los Mundiales de atletismo, tan solo una plata en Atenas 2004 en la prueba de 1500 metros y un bronce en Sidney 2000 en la prueba de 1500 metros.