Javier Gómez Noya se enfrenta el próximo 13 de octubre al reto de ganar Kona en su primera participación, algo que por el momento no ha logrado nadie. En ausencia de Jan Frodeno, baja por fractura de estrés, el gallego parte con la vitola de máximo favorito a la victoria, a la par que Lionel Sanders o Sebastian Kienle.

De los tres segmentos del triatlón Javi se caracteriza por rendir a un altísimo nivel en dos de ellos: la natación, en la que se encuentra entre los deportistas más rápidos de la actualidad -de hecho antes de comenzar hace casi veinte años en este deporte era un destacado nadador del circuito gallego-, y la carrera a pie. Patrick Lange ya lo predijo hace unos meses: Javi es capaz de correr el maratón en Kona en 2h30‘.

De ahí que para este Campeonato del Mundo de Ironman el discípulo de Carlos Prieto se haya centrado en mejorar su capacidad sobre la bicicleta aero, en la que apenas había acumulado kilómetros hasta esta edición. Horas y horas de entrenamiento con un objetivo: bajarse a la T2 con el menor déficit posible ante los triatletas con más capacidad sobre la bici, como pueden ser Cameron Wurf o los citados Sanders y Kienle.

Pero además de entrenar, ha escogido el mejor material posible: De la mano de Specialized, uno de sus patrocinadores principales, ha montado una bicicleta valorada en más de trece mil euros que nada tiene que envidiar a la Scott Plasma de Kienle o a la Garneau de Sanders. Vamos a analizarla en detalle, tras el riguroso estudio llevado a cabo por nuestro compañero Jordi Riu, fundador de The Squared Room.

gómez noya ciclismo polar cannes international triathlon

Foto: Polar Cannes International Triathlon

El cuadro

Javi escogió a principios de temporada una edición especial, pintada en blanco para él, de la Specialized Shiv S-Works 2018, cuyo precio de venta al público es de 3.999 euros. Posiblemente sea una de las últimas pruebas en las que le veamos con este modelo, porque se rumorea que para la próxima temporada la Shiv vendrá con un cambio estético bastante importante.

Obviamente, viene montada con cambio electrónico: el Shimano Dura-Ace r9150 di2 Triathlon, valorado aproximadamente en 2.000 euros. De todo este sistema, dos son las piezas de más precio: por un lado las manetas de freno, valoradas en más de 500 euros, y por otro el sistema de cambio trasero, que se va a un precio muy similar.

Rebajas
SHIMANO STI Palanca Dura Ace R9150 Di2/Mech Drop Pr
  • With Di2 technology shifting is easy and precise - just a light touch, as soft as a mouse click, is sufficient for the front or rear derailleur to instantaneously select the correct gear
  • The removal of traditional mechanical cables in favour of electrical wires eliminates poor shifting caused by contaminates, corrosion and stretching, and also provides effortless gear shifts
  • Simply pressing tactile buttons allows effortless and comfortable shifting even when your hands are cold
  • Shifters are lightweight thanks to carbon fibre lever blades, carbon composite bracket body, and a titanium clamp band / fixing bolt
  • Drop bar STI with shift buttons located in a near identical place to the positions you'd assume shifting using a mechanical Shimano STI
SHIMANO - Transmisión Trasera Mech D/A Di2 R9150 11spd SS
  • Digital Integrated Intelligence or Di2: with programmed automatic motion at the touch of a switch the Dura-Ace Di2 rear derailleur is quick, smooth and effortless, making for unmatched drivetrain efficiency
  • Programmed automatic motion at the touch of a switch makes this derailleur quick, smooth and effortless to shift
  • Synchronized Shift designed, developed to choose the next biggest or lowest gear ratio irrespective of whether a gear change needs to be made by the front or rear derailleur
  • Wireless data network system unit is integrated into mech
  • The removal of traditional mechanical cables in favour of electrical wires not only eliminates poor shifting caused by contaminates, corrosion and stretching

Para el sistema de frenado, Javi ha escogido los TriRig Omega, uno de los modelos que menos resistencia aerodinámica muestra. Cada uno de ellos cuesta 184,99 euros: 369,98 en total.

Los platos escogidos han sido los Specialized Praxis Chainrings: en la web de la marca norteamericana alcanzan un precio de 219,00 euros. Para las bielas también es la propia marca la que le provee: las S-Works Power Cranks – Dual Sided, que dentro de la oferta actual de bielas pasan por ser de los modelos más caros y exclusivos: 1.550 euros en total. Hay que tener en cuenta que incorporan el potenciómetro tanto en la izquierda como en la derecha. Recordad que si queréis saber más del tema, tenemos un artículo que os puede ser de gran utilidad al respecto: ¿Qué clases de potenciómetros hay en el mercado y cuáles son los mejores?

Los pedales vuelven a ser Shimano. Concretamente los PD-R9100:

SHIMANO 9100 Pedales de Carretera, Unisex Adulto, Negro, Talla Única
  • Pedales Shimano Dura-Ace PD-R9100 Carbon SPD-SL con un equilibrio óptimo entre peso y rigidez
  • Peso: 228 gramos
  • Cuerpo de carbono moldeado por inyección
  • Plataforma extra ancha para mayor estabilidad y transferencia de potencia
  • Amplio espaciado entre rodamientos para una distribución uniforme del peso; tensión de anclaje y liberación personalizable

Las ruedas, parte clave en el ahorro aerodinámico

Si hay una inversión fuerte a la hora de hacerse con una bicicleta de triatlón, es la de las ruedas. Si queremos realmente ganar aerodinámica, y con ello watios, toca rascarse el bolsillo. De hecho, Sebastian Kienle hasta llegó a ofrecer una recompensa por una robada: 500 euros y seis meses de entrenamiento personalizado.

Javi llevará en Kona las Roval de Specialized, tanto delante, la CLX -valorada en 1.025 euros-, como detrás, Roval CLS 64 -1.525 euros-. Lástima que en Kona no puede escoger la joya de la corona: la Roval Lenticular – Rim Brake: 2.199 euros de rueda.

Los neumáticos escogidos son los Specialized Turbo Cotton, cada uno de ellos con un precio de venta al público de 74,9 euros. Hay que tener en cuenta que son de los que garantizan menos pérdida por rozamiento, 10,1 watios, según publicó JuanP Vázquez en su listado de cubiertas y vatios de rozamiento.

Javier Gómez Noya

Foto: Instagram

El manillar

Para el manillar Javi ha confiado en HED, llevando el Corsair E Aerobar, valorado en casi mil euros. El sistema de hidratación frontal también es de la compañía originaria de Roseville: el HED Lollipop aero bottle, que tiene un precio de 50 dólares (aunque ahora mismo está rebajado en su propia web hasta los treinta).

La cinta es la Specialized S-Wrap HP Handlebar tape, posiblemente de lo más barato que se pueda encontrar en la bici: 35 euros.

La potencia también es Specialized: la S-Works SL Stem W/ Expander Plug, valorada en 109 euros.

Otros

Quedarían dos piezas en este auténtico cohete: el sistema de transporte de material, el Specialized FuellCell Aero Storage, de 39 euros, y el sillín, el Sitero Pro, que cuesta 199 euros.

Si habéis echado cuentas, nos vamos a los 13.091 euros. Pero como dijo en su momento Enrique de Borbón, «París bien vale una misa«. Aunque ahora hablemos de Kona.