De aquí en un tiempo Terenzo Bozzone recordará 2018 con sentimientos encontrados. Por un lado verá la parte más amarga de esta temporada, en la que estuvo a punto de perder la vida en un terrible accidente mientras entrenaba. Aquel suceso, acontencido en julio, le apartó de competir en un Campeonato del Mundo de Ironman en el que sin duda habría tenido grandes posibilidades de triunfo.

Pero por otro lado, el neozelandés recordará este año que casi acaba como aquel en el que, de todas las carreras en las que participó, solo se bajó del primer escalón del podio en una de ellas: Triunfos en Ironman Nueva Zelanda, Ironman 70.3 Bariloche, Ironman 70.3 Campeche, Ironman 70.3 Busselton y el reciente, de la semana pasada, en Ironman 70.3 Western Sydney. Solo en el Campeonato de Asia Pacífico, disputado en Cairns -y que supuso el debut en la distancia de Javier Gómez Noya-, Bozzone se tuvo que conformar con un tercer puesto.

Sin duda alguna, un año al alcance de muy pocos. De hecho solo el alemán Jan Frodeno iguala su volumen de triunfos en este 2018. La culminación, esta madrugada. Bozzone ha hecho buenos los pronósticos y ha logrado, por tercer año consecutivo, el triunfo en Ironman Western Australia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

BOOM BOOM BOOM . . . @terenzo1 wins #IMWA. What a champion 🙌 ⠀ A three-peat for the Kiwi, and back to back victories after winning #IM70.3Western Sydney last weekend. ⠀ All this after 5 months out . . . . ⠀ He had a 1min lead out of the swim, it then took a long time before @cjwurf caught and build up gap to eventually lead out of T2 by 3:44. ⠀ At the 30km mark on the run T took back the lead and slowly inched away to win under the 8 hour mark (7:56:01).

Una publicación compartida de Professional Triathlon Team (@bahrainendurance13) el

Además la victoria ha sido sin paliativos, logrando por segunda ocasión en su carrera -exceptuando carreras con recortes de segmento- bajar de ocho horas. En meta, para ser concretos, ha entrado con un tiempo de 7:56:00, con más de minuto y medio de ventaja sobre Cameron Wurf y diez sobre Matt Burton. Dado el número de PROs que participaban -catorce-, además de Bozzone, Wurf también habría cerrado su clasificación para Kona 2019.

Caroline Steffen, récord de la prueba

En la prueba femenina, Caroline Steffen se ha reencontrado, tras cuatro años, con la victoria en una prueba Ironman. La última databa de 2014, cuando se impuso en Ironman Melbourne. La suiza ha entrado en meta con un tiempo de 8:49:46, que supone récord de la prueba.

Mención especial merece la chilena Bárbara Riveros, que en su debut en la distancia se ha hecho con la segunda posición y, a falta de confirmación como en el caso de Wurf, también habría logrado el pase para el Campeonato del Mundo de Ironman 2019.