La sexta edición de Cannes International Triathlon, una de las pruebas que más interés suscita en el país vecino, ya tiene ganadores: El australiano Cameron Wurf, gran favorito a la victoria, y la danesa Camilla Pedersen han logrado entrar en primera posición en meta y relevar a dos figuras del calibre de Javier Gómez Noya y Lucy Charles, que se hicieron con la edición de 2018.

El australiano, que cuenta con el honor de acumular récords del sector ciclista allí donde va -incluidos el Campeonato del Mundo de Ironman y Challenge Roth- ha cruzado la meta en un tiempo de 4:24:46, superando al otro gran favorito, Tim Don, en casi dos minutos. «Segundo intento este año para alcanzar la línea de meta«, escribía el británico en su cuenta de Instagram. «Cannes Triathlon es difícil, pero vaya carrera«. El de Zone3 sigue buscando la forma que le permita luchar por la clasificación para Kona 2019. Con el nuevo ranking de la marca, comienza a hacérsele complicado. Dentro de dos semanas le veremos en España, en Infinitri Half Peñiscola.

En la prueba masculina el tercer puesto fue para Phillip Koutny. El suizo, ganador de la primera edición de Ironman Tallin, entró finalmente a más de cuatro minutos de Wurf.

En chicas la segunda plaza fue para Alexandra Tondeur y la tercera para Charlotte Morel.

La costa azul se consolida en el comienzo de la temporada

Un año más, Cannes International Triathlon ha logrado superar los 850 finishers y establecerse como una de las pruebas más relevantes de principios de temporada. No en vano en los últimos años ha visto pasar por su arco de meta a nombres, además del de Gómez Noya o Lucy Charles, como los de Jan Frodeno o Sebastian Kienle. El circuito, con un recorrido ciclista muy exigente -apenas permite ir acoplado, como comentaba en 2018 Javier Gómez Noya-, consta de dos kilómetros de natación, 107 de ciclismo y dieciséis finales de carrera a pie por las arterias principales de Cannes, en plena Costa Azul.