Os puedo asegurar que entrenar en Valladolid en invierno -o en otoño ya largo, como prefiráis- es un acto de fe en toda regla. Las temperaturas, ya sea por la mañana, ya sea por la tarde cuando el sol ya se ha escondido o por la noche, rondan los cero grados la mayoría de las ocasiones. De ahí que el uso de ropa térmica, al menos para la carrera a pie, se torna fundamental. De la bicicleta no hablo porque por estos lares estamos más que acostumbrados al rodillo.

Hace dos semanas me llegó la nueva camiseta compresiva de Taymory, de manga corta (tienen opción sin mangas y de manga larga). La he utilizado, en este tiempo, hasta en cuatro ocasiones. En las cuatro he vestido la misma ropa: mallas Active Flow de Helly Hansen abajo, la compresiva de Taymory y por encima una chaqueta magnitude windstopper de GoreTex. Más su braga, su gorro y sus guantes de rigor. A mí el frío no me pilla desprevenido.

taymory

Foto: Taymory

taymory

Foto: Taymory

¿Valoraciones de la compresiva? Varias y positivas. Estoy acostumbrado a camisetas compresivas que te oprimen en demasia (hasta ahora usaba la ColdGear de Under Armour) y que de tanto que comprimen, no te dan la libertad de movimientos que necesitas, por ejemplo, en unas series de intensidad. Sin embargo con esta de Taymory no me pasa. Es ligera, da el calor necesario y sobre todo, no te sientes calado por dentro una vez que rompes a sudar. No sé a vosotros, pero a mí tras un entrenamiento de una hora de carrera a pie hay que quitarme la ropa con espátula.

Supongo que gran parte de culpa es del material con el que está fabricada: 85% de poliester, 8% de elastan y 7% de polidamina. Para que toméis referencia, la malla active flow de Helly Hansen es 90% poliester y 10% de polidamina, cifras muy similares.

Aparte de la ligereza, otro punto positivo es que no se «enrolla». Me explico. Con la mayoría de la ropa compresiva me ocurre que al comenzar a entrenar y con el movimietno del cuerpo, el tejido en sus bordes -ya sea en la zona abdominal, ya sean las mangas- comienza a enrollarse sobre sí mismo. En esta compresiva de Taymory no es así. Al no pegarse de manera incómoda al cuerpo, la sensación es de tener encima una camiseta sin más.

En definitiva, es una camiseta compresiva muy cómoda, y sobre todo que aisla del frío, punto básico en textiles de este tipo.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon