«Próxima parada, Campeonato de Europa de IRONMAN 70.3«, escribía hace unas horas Pablo Dapena en su cuenta de twitter. El gallego, que logró hace dos semanas la clasificación para el Campeonato del Mundo de la distancia con su segundo puesto en IRONMAN 70.3 Suiza, buscará el próximo 23 de junio un nuevo título con el que engrandecer su palmarés.

Pero no será el único triatleta español que tome la salida en la prueba, que se disputará en la localidad danesa de Elsinore, frente a las costas suecas. Hasta cuatro compatriotas compartirán la línea de salida: Javier Gómez Noya, Eneko Llanos y Vicenç Castella participarán en la prueba masculina, mientras que Anna Noguera en racha lo hará en la femenina. No estará en esta ocasión Emilio Aguayo, centrado en la preparación del que será su segunda participación en IRONMAN el próximo 30 de junio en Frankfurt.

Para los cinco será la primera participación en un Campeonato de Europa de IRONMAN 70.3. En el caso de Gómez Noya será un entrenamiento perfecto de cara a no perder ritmos en una distancia en la que tiene puesto mucho interés -en septiembre luchará por su tercer título del mundo, tras los logrados en 2014 y 2017-, y en el Eneko es un test de lujo tres semanas antes de la primera edición de IRONMAN Vitoria. Por su parte Vicenç Castellá vuelve al circuito IRONMAN 70.3 más de un año después: su última competición data del 20 de mayo de 2018, cuando participó en IRONMAN 70.3 Barcelona.

En el caso de Anna Noguera el motivo de su presencia es claro: continuar la buena racha de resultados de 2019.

Grandes rivales en una edición de lujo

Con la posibilidad de repetir el podio del Campeonato del Mundo de Larga distancia, en el que Javier Gómez Noya y Pablo Dapena coparon la primera y segunda plaza, los españoles, tanto en la prueba masculina como en la femenina, contarán con rivales de alta enjundia. En chicos Rodolphe Von Berg, vigente campeón, y Adam Bowden, subcampeón, volverán a estar en la línea de salida. Junto a ellos, nombres como los de Patrick Nilsson, que tras dos DNFs tiene ganas de hacer algo grande, Ruedi Wild o Pieter Heemeryck, ganador en la última edición de Challenge Salou.

En ausencia de Mel Hauschildt, vigente Campeona de Europa, Anna Noguera tendrá como principal contricante a la local Helle Frederiksen. La danesa, segunda en 2018 y que viene de ganar hace apenas diez días IRONMAN 70.3 Kraigchau, atesora hasta diez triunfos en pruebas del circuito. Junto a ella estarán Alexandra Tondeur -segunda precisamente en Kraigchau- y vigente Campeona del Mundo de triatlón de larga distancia.

Además estará una de las incipientes estrellas del panorama de media distancia internacional: Radka Kahlefeldt. Desde que a principios de 2018 debutase en la distancia la checa se ha hecho con la victoria en nada más y nada menos que en siete pruebas. Por el momento, de nueve competiciones, su peor puesto ha sido una quinta plaza en el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3 del pasado mes de septiembre.

No obstante, Anna parte también con el papel de favorita. No en vano fue tercera en los pasados Campeonatos del Mundo de Larga distancia disputados en Pontevedra, por detrás de Tondeur y Judith Corachán, y este año se ha hecho con la victoria en Triatlón de Xilxes y Half Pamplona, además de conseguir este pasado sábado la tercera plaza en el prestigioso Triatlón de Zarautz. Sin duda alguna, a sus 27 años, llega a la prueba con un bagaje como para tenerle muy en cuenta a la hora de las apuestas.