Para todos aquellos que no conozcan a Carlo Vani, es un atleta italiano nacido en 1937 que no se pierde ni una carrera de media y larga distancia de las que se celebra por Italia. Aunque no ha conseguido la marca de Klemens Wittig, que el año pasado conseguía bajar de las 3 horas y 40 minutos en la maratón de Frankfurt, el veterano atleta italiano corría la maratón de Florencia en 4h56’09”, a una media de 7 minutos el kilómetro.

Una marca que le ha valido de sobra para hacer con el primer puesto de su categoría de edad master 80, en la que solo participaban dos atletas, Carlo Vani y Sergio Molinari, este último invirtió un total de 6 horas y 18 minutos para terminar la distancia, más de una hora y veinte más que Vani.

Un corredor con personalidad propia que no quiere oír ni hablar de los nuevos tejidos técnicos de entrenamiento y que es asiduo a sus pantalones cortos de siempre, no los cambia por ninguno otro. Con sus botones y su cremallera, no sabe lo que es el tejido transpirable ni falta que le hace, porque Carlo Vani es un corredor de los de toda la vida. Un modelo a seguir y un ejemplo para todos los que amamos este deporte.

Al cumplir los 60 años, Carlo se jubiló y empezó su aventura por el mundo de la carrera. Se apuntó al equipo Cavalli Marini de Chioggia y empezó a participar en muchas carreras por toda Europa con su equipo. A los 75 años completó su primera maratón, en Venecia 2012 y lo hizo en 4 horas y 11 ganando el primer lugar en su categoría. También ha corrido maratones en Viena, Budapest, Praga, París y Munich.