Carlos Aznar, quien fuese nuestro GGEE más rápido en la pasada edición del Campeonato del Mundo de Ironman, ha publicado una foto ayer en su Instagram en la que se pueden observar las consecuencias tanto para su casco como para él mismo de un accidente sufrido ayer al despistarse una conductora en una rotonda en Rivas y llevársele por delante.

Carlos salía a entrenar con su grupo y cuando iba por el carril derecho en una rotonda, una conductora se precipitó sobre él porque literalmente “no le vio”. Como consecuencia del impacto, Carlos fue desplazado unos cuatro o cinco metros con un fuerte golpe como se puede ver en las fotos.

La conductora por lo menos no se dio a la fuga esta vez, entre otras razones porque uno de los compañeros de entrenamiento de Carlos Aznar era policía nacional.

Según nos han contado fuentes cercanas (y se puede ver en las fotos) Carlos tiene “el cuerpo para bailar una jota”, pero afortunadamente ha sido solo chapa y pintura. Desde aquí le mandamos todos los ánimos del mundo y una pronta recuperación, que en este 2017 le queremos liándolas como en 2016…