Carlos López, a apenas tres semanas de la celebración del Campeonato del Mundo de Ironman, ha sufrido un accidente esta tarde mientras entrenaba. Un coche le ha embestido en una carretera entre Binigual y Binissalem. Según indican las autoridades médicas, tiene una pierna dañada, aunque se ha descartado la rotura, y un fuerte golpe en la cabeza. No reviste gravedad pero su presencia en Hawaii está en peligro.

«Se puede decir que hoy he vuelto a nacer. Una conductora mirando el móvil se ha metido en mi carril y he acabado volando por los aires… El resultado es una rotura del vasto interno de 15cm, dos dedos con esguince y esguince cervical«, ha publicado Carlos en su cuenta de Instagram. «Además habrá que descartar con resonancia la rotura de ligamento, meniscos y ligamento lateral«, ha continuado. «Doy gracias por estar vivo, y prometo volver con más fuerza que nunca«.


La conductora pasó el control de alcoholemia, resultando negativa. Tras la presencia de la Policía local de Binissalem llegó la Guardia Civil, que se hizo cargo del atestado y se está encargando de las diligencias pertinentes.