Después del terrible susto que nos dio Carolina Routier después de sufrir un atropello mientras entrenaba con la bicicleta, las imágenes que sigue publicando la triatleta en las redes sociales junto con su pareja, Mario Mola, nos siguen dando esperanzas de que su recuperación sea lo más rápida posible.

Carolina Routier sufrió un gravísimo accidente mientras entrenaba en las inmediaciones de Banyoles justo cuando cumplía 28 años. Un BMW impactaba frontalmente con ella, causándole numerosas fracturas: seis costillas, el omóplato, la costilla y el pómulo. Según explicaba Routier, que sigue ingresada en el  hospital gerundense Josep Trueta, después de una primera y positiva operación de pómulo, afrontaba con energía la segunda y última intervención de escápula y clavícula.

Y cita al Dalai Lama para reflejar su estado actual: “A menudo me pregunto cuál es el objetivo de nuestras vidas y concluyo que el objetivo de la vida es ser feliz. No tenemos ninguna garantía de lo que pasará en el futuro, pero vivimos con esperanza. Eso es lo que nos mantiene vivos”.

Después de una primera y positiva operación de pómulo, afronto con energía la segunda y última intervención de escápula y clavícula. . . . “I often ask myself what is the purpose of our lives and I conclude that life’s purpose is to be happy. We have no guarantee what will happen in the future, but we live in hope. That’s what keeps us going.” Dalai Lama.

Una publicación compartida de CarolRoutier (@carolroutier) el

Todos sus compañeros de profesión, amigos y deportistas siguen mostrándole todo su cariño y apoyo. Desde Planeta Triatlón seguimos deseándole una pronta recuperación y esperamos verla recuperándose poco a poco.