No es habitual asistir a una final como la que se vivió la pasada semana en los Australian World Swimming Trials, cuando se plantaron ocho nadadoras con tiempos que bien podrían ser dignos de una final olímpica.

Liderada por el icono de la natación australiana y una de las mejores velocistas en la historia de este deporte, Cate Campbell, en la final se pudieron ver 3 sub-53 segundos y 2 nadadoras en la barrera de los 53 segundos. Buena muestra de presentación al resto del mundo de lo que puede ser los relevos estilo libre de los 4×100 femenino que el equipo australiano pondrá en la mesa en los próximos Campeonatos Mundiales del mes que viene.

Cate Campbell nadó en 52.12, el mejor registro mundial de este año, mientras que Emma McKeon batió su propio récord, el segundo de estos Trials, con una marca que le valió para conseguir la medalla de plata con 52.41 y añadirlo a su repertorio de Campeonatos Mundiales.

Bronte Campbell consiguió una marca de 52.84 tras haberse tomado un descanso después de los Juegos de la Commonwealth y todavía luchando contra las lesiones que le acompañan, mientras que Shayna Jack obtuvo el cuarto puesto con nuevo récord personal de 53.18.

 

Comparativa tiempos Río 2016 vs Trials 2019

A continuación, una tabla con los tiempos en los que se nadó en Australia la pasada semana comparados con los tiempos de los Campeonatos Mundiales de 2017, y con los de los Juegos Olímpicos de 2016, para poner en contexto los tiempos tan excepcionales en los que se nadó la final de los 100 metros femeninos en Brisbane.

Fuente: Swimswam