Al final, un total de 7.063 personas adelantadas en la Maratón de Madrid, sin contar a los que corrían la media. Ése ha sido el resultado del reto solidario que se había propuesto este año el vencedor de la Maratón de Madrid en 2008, nada más y nada menos que nuestro queridísimo Chema Martínez. Su tiempo final, 2h41’56» arrancando desde el octavo cajón y saliendo en última posición de los 9.466 corredores que ayer salieron a cubrir los 42 kilómetros por las calles de Madrid. Un total de 33.265 corredores se dieron cita para afrontar no solo el durísimo maratón de Madrid, sino también el medio maratón (15.799 corredores) y los 10 km (8.000 corredores).

Chema Martínez era el último en tomar la salida de esta nueva edición de la EDP Rock’n’Roll Madrid Maratón. Su objetivo, adelantar corredores por una causa benéfica: 50 céntimos por cada uno de ellos. Para ello tuvo que esperar a que no quedara ni el coche escoba en la línea de salida, perdiendo un total sobre la cabeza de carrera de unos 45-50 minutos, casi nada. Eso le hizo al madrileño tener que empezar una verdadera carrera de obstáculos sorteando corredores que, lógicamente, llevaban una velocidad mucho más lenta que la del vencedor de la prueba en 2008. Al final, puesto 1027 de la general y 7.063 corredores adelantados que multiplicados por los 0,50 céntimos, hacen un total de más de 3.500 euros de donación que Polar donará al proyecto ‘Egoísmo Positivo’, que promueve la integración de personas discapacitadas en el deporte.

Chema Martínez

Foto: twitter // Chema Martínez

«Un día de esos que no se olvidan, no he ganado, ni siquiera he estado cerca de los mejores, pero he vivido una experiencia inolvidable, he salido 5’ más tarde después de que saliera el último corredor…mi tiempo 2h41’56 todavía a la espera que me digan cuantos corredores he adelantado…», así de contento se mostraba Chema Martínez tras el éxito de su reto.

«Me ha encantado hacer un desafío así. Creo que son retos diferentes, que pueden enganchar a la gente y encima es algo solidario”, decía un Chema Martínez a sus 47 años, que en 2008 hizo 2h12:42».

Charity Chaser, un concepto que ya utilizó Lance Armstrong

El polémico Lance Armstrong, empecinado en seguir compitiendo como sea, corrió el pasado mes de febrero el Austin Marathon como «Charity Chaser» de la prueba. El concepto del «charity chaser» consiste en que el corredor sale 22 minutos por detrás del resto de los competidores y va recaudando dinero por cada corredor que haya conseguido adelantar en el paso por la media maratón y la maratón entera. Por cada corredor que Armstrong adelantaba, se donaba un dólar a las 28 organizaciones benéficas locales que eran beneficiarias del maratón, con el objetivo general de recaudar fondos por valor de un millón de dólares.

Lance Armstrong

Foto: Elizabeth Kreutz

Aunque las cantidades recaudadas y donadas son muy diferentes en Estados Unidos frente a España, lo cierto es que es un concepto de prueba que consigue atraer a muchos aficionados por la competitividad de la prueba y el destino de los fondos.