Lo que el ciclista belga Victor Campenaerts hizo el pasado 16 de mayo durante la décima etapa del Giro de Italia no lo hace cualquiera, las cosas como son.  Todos los espectadores pudieron ver cómo al llegar a la meta de la prueba contrarreloj, Victor Campenaerts se bajaba la cremallera de su mono luciendo una mensaje escrito en el pecho.

El corredor belga del equipo LottoNL-Jumbo cruzaba la línea en la posición 182, a diez minutos del ganador Tom Dumolin. Pero la posición era lo que menos le importaba en esos momentos a Victor Campenaerts, que con un par de narices se bajó la cremallera y dejó ver a todos los espectadores la frase «Carlien Daten?», que básicamente viene a ser lo que entendemos por pedir una primera cita a una chica, pero en plan original.

Foto: thesun

Foto: thesun

Una buena noticia y otra mala

Como en todas las noticias, siempre hay una parte buena y una parte mala. Empezamos por la parte mala. Desafortunadamente para Campenaerts, la organización no ha visto con buenos ojos su gesto y lo consideran como «comportamiento de un corredor que daña la imagen del ciclismo». Y como tal, el corredor belga fue sancionado con una multa de 100 francos suizos (unos 92 euros aproximadamente), tal y como informó el jurado de la carrera mediante un comunicado.

La primera cita le ha costado a Victor Campenaerts un total de 100 francos suizos, que no parecía muy afectado tras comprobar que su plan había funcionado a la perfección. «No ha ido mal», decía Campenaerts entre sonrisas, «tengo mi cita». La buena noticia, como ya os imagináis, es que Carlien Cavens dijo que sí. Campenaerts y Cavens se conocen al parecer desde hace un tiempo, y el ciclista belga ha ayudado a la extriatleta a mejorar su natación. Esperamos que esto sea el principio de una bonita historia de amor.

 

Fuentes: sporza.bevelonews.com