El incidente ocurrió en Nueva Orleans, Estados Unidos, este pasado fin de semana. Un ciclista grabó con su cámara el momento en el que un compañero recibe el impacto de un balín de aire comprimido en un costado, teniendo obviamente que parar y posteriormente ser trasladado a un hospital cercano para ser tratado.

Según informó la policia, se trataría de una bala perdida de un campo de tiro cercano.

Christopher Weiss, que así se llama el desafortunado ciclista, ha informado que aún no le han podido extraer la bala. “La tengo alojada muy cerca de la columna vertebral; si llega a impactarme, la historia sería muy distancia”. “Según recibí el impacto, pensé que me habían disparado con una pistola de pintura, de las que se usan en los paintballs, pero al tocarme, vi que no había pintura, así que me dije ok, me han disparado, pero con algo peor que un paintball”.

Chris Weiss - gunshot wound.jpg

Fuente: road.cc