La 104ª edición del Tour de Francia ha terminado. Tras 3.540 kilómetros distribuidos en cinco etapas de media montaña, otras cinco de montaña, dos luchas contra el crono y nueve etapas para los sprinters, los ciclistas llegaron este domingo a París con bastantes kilos de menos y las piernas como palillos. Para unos llegan unos días de descanso antes de volver a la actividad en unas semanas, cuando dé comienzo La Vuelta. Es el caso del ganador de la prueba, el británico Chris Froome, que el pasado sábado confirmó que será de la partida en la salida de Nimes el próximo 19 de agosto. Para otros, como Nairo Quintana, es imperioso recuperarse de la fatiga acumulada tras su segundo puesto en el Giro de Italia y el fracaso de esta ronda gala.

A lo largo de los últimos días gran parte de los ciclistas han actualizado sus redes sociales narrando cómo se vive después de acabar el Tour. Sin duda alguna, el más gracioso ha sido de lejos Louis Meintjes:

El sudafricano, segundo en la clasificación de los jóvenes, narra a la perfección la problemática de volver a casa: «frigorífico vacío, la batería del coche muerta, las piernas doloridas y facturas sin pagar«. Otro de los que ha brillado con luz propia en esta edición, el polaco Michał Kwiatkowski, tras una fiesta post tour que debió ser épica -«recién levantado ya me he dado cuenta de que la etapa 22 del Tour fue la más dura«- se ha cobrado, en cambio, de una tacada todas las facturas que tenía pendientes tras el esfuerzo físico que le ha supuesto el Tour:

Su jefe, Chris Froome, también se ha dado el gustazo de la cerveza. Hace apenas unas horas ha colgado otra foto en la que se le puede ver botella en mano:

No es la única instantánea que ha publicado el keniata blanco en los últimos días. El mismo domingo compartió otra en su cuenta de Twitter en la que se le ve de celebración junto al propio Kwiatkowski. A tenor de la imagen, se entiende bastante mejor el comentario del polaco al día siguiente, la resaca debió ser monumental:

Michael Matthews, ganador de la clasificación de la regularidad, ha empleado el tiempo post Tour de Francia para tener un detallazo con su compatriota Richie Porte, que tuvo que abandonar la ronda gala antes de tiempo tras su terrible accidente. El de Sunweb le ha regalado su maillot verde:

Entre los españoles, Alberto Contador ya está cargando pilas. Tras dejar caer en sus declaraciones en los Campos Eliseos que la de este 2017 pudo ser su última participación en el Tour, el de Pinto tiene puesta la mirada en La Vuelta a España:

Good morning!!! 🙋‍♂️🌞🐶

Una publicación compartida de Alberto Contador (@acontadoroficial) el

Para otro de los españoles, Luis Ángel Mate, la llegada a casa ha sido bastante similar a la de Louis Meintjes:

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon