¿Cómo motivarse cuando te has quedado sin energía? ¿Cómo volver a tener confianza en si mismo después de una lesión? ¿Qué hay que hacer para tener ese plus que te hace marcar la diferencia? Daniela Ryf—imbatible los últimos tres años en Ironman de Kona y con el título de Ironman 70.3 World Champion en 2014, 2015 y 2017—sabe todos estos secretos y tiene antedecentes más que suficientes para que sus palabras sean prácticamente un dogma para los aficionados a este deporte.

En esta ocasión nos cuenta como el éxito de un triatleta siempre llega con el esfuerzo y el entrenamiento, y no por la competición: «El éxito viene de una preparación perfecta, para el éxito se necesita la perfección«, comenta la triatleta suiza.

 Las claves del éxito en triatlón para Daniela Ryf

1. Para la ambición se necesita relajación

La única manera de lograr el éxito es querer mejorar, «si no nunca progresarás», explica la campeona. Además, afirma que perseguir un objetivo y solo centrarse en él, como si no hubiese nada más en la vida, es una forma segura de fracasar. «La relajación también es importante, de lo contrario te inhibes a ti mismo, la relajación y la ambición no son excluyentes, hay que encontrar el equilibrio entre ambas», concluye la discípula de Bret Sutton.

2. Disciplina y diversidad deben ir de la mano

Solo por entrenar duro no vas a tener éxito, es fundamental probar diferentes estilos, técnicas que te hagan crecer; siempre variar las rutinas y nunca acomodarse. «Cuanto más mejor, no es siempre el enfoque correcto» asume la triatleta. Los deportistas con sus equipos deben valorar y descubrir lo que funciona y lo que no, no funciona lo mismo para todos los deportistas. «De vez en cuando se necesitan fases de cambio y recuperación». Explica que si la mente está agotada el cuerpo no podrá funcionar hasta sus límites. «Los deportistas tienen que encontrar el equilibrio entre la disciplina y las fases de entrenamiento e inactividad; siempre disfrutando lo que hacen, para permanecer fuertes y felices», concluye la tricampeona en Kona.

3. Disponer de un entorno adecuado y no aislarse

«Nadie puede ser una isla». Ni el deportista más fuerte mentalmente puede luchar solo contra todas las situaciones que ocurren durante una trayectoria profesional, todas las personas necesitan apoyo en ciertos momentos, aunque piensen que no lo necesitan. Describe como su familia le apoya tanto a ella como como a su entrenador, del que confía ciegamente y valora sus consejos, y como «me hace entrar en razón cuando intento hacer más de lo que corresponde», asegura Daniela.

4. Recordar el pasado

Daniela Ryf explica que cuando un deportista tiene dudas, momentos de bajón o desmotivación tiene que recordar por qué empezó, cuáles eran sus objetivos y lo que ha logrado. «Mirar hacia atrás es la mejor manera de ver hasta donde has llegado y encontrar así la motivación necesaria; el éxito no tiene por qué estar en la victoria, pero siempre hay que tener objetivos, necesitas una razón para hacer lo que haces», comenta Daniela.

5. ¿Escuchar a tu corazón o a tu mente?

Nunca hay que dar más importancia a una de las dos. «¿Fuerza mental o condición física? Ambos y al 50%-50%.», responde la suiza. Unas veces será la fortaleza física la que te lleve a no rendirte y apretar y otras la seguridad mental la que te hará evitar el abandono.

6. Acepta los factores inmutables

No siempre puedes influir en todos los aspectos del entrenamiento y la competición, hay piezas que no dependen de ti: suerte, lesiones, condiciones climatológicas, noticias inesperadas… «En triatlón a veces necesitas mucha paciencia, lo importante es aceptarlo y sacar lo mejor de cada situación», finaliza la campeona suiza.