No sé si os pasa lo mismo que a mí, pero yo terminé el Full de Vitoria y a los pocos días empecé como loco a buscar el triatlón Ironman que haré el año que viene.

Vamos ver un poco las cosas a tener en cuenta para elegir tu Ironman perfecto:

TU PRIMER IRONMAN

Lo normal es que en tu primer Ironman no vayas a meter un tiempazo y lo único que busques sea ser finisher y que te digan la frase al cruzar la meta de “You are an ironman”, así que lo normal es buscar alguno que sea llanito y no muy sufrido. Aquí en España tenemos el Ironman Barcelona al que además puedes ir en coche con lo que reduces gastos y te pueden acompañar amigos y familiares.

ERES FUERTE EN LA BICI

Para los que son fuertes de piernas y les va eso de subir cuestas en bici los mejores son los que tienen un perfil con desnivel. Aquí en España tenemos el de Lanzarote que es el icono de sufrimiento y dureza y el que dicen se parece más al del Campeonato del Mundo de Hawaii.

Como este puede que te acojone un poco, tenemos a sus hermanos pequeños, el Ironman de Niza y el Ironman de Mallorca.

Al de Niza también puedes ir en coche así que puedes reducir gastos, aunque yo he hice en 2014 en el Ironman de Mallorca y sin duda me enamoró.  Durillo pero precioso. Aquí os dejo la crónica.

QUIERES HACER MARCA

Aquí es donde creo que se sitúa mucha gente, sobre todo los que ya se han desvirgado y quieren ir a mejorar sus tiempos y a reventar los cronos.

En España te podría servir el de Barcelona, pero si ya lo hiciste para estrenarte yo personalmente lo descartaría. Eso de repetir prueba no me gusta. Así que tocará salir de la tierra del jamón y adentrarte en la Europa rubia, alta y de ojos azules.

El paraíso soñado puedes pensar que es Frankfurt, el más rápido. Su inconveniente es que se agotan las inscripciones rápido y que puede que te toque sufrir temperaturas muy altas. Hay otras muchas pruebas que creo que pueden ser más golosas y también llanas y rápidas como son el Ironman de Klagenfurt, el Ironman de Kalmar o el de Limburg en Holanda.

TE DA IGUAL EL DINERO

Una de las cosas que a los españolitos nos da un poco de miedo son los precios, no de las inscripciones, que ya sabemos que son caras, sino del sitio donde se hace la prueba. Tengo amigos que han corrido Zúrich y les ha costado una barra de pan seis euros.

Yo esto lo miro, no por nada, sino porque quiero tener a mi gente cerca en las pruebas animándome. Este año que no hice marca Ironman y me fui a correr el Full de Vitoria vinieron mis padres a verme. ¡Menudo subidón! Además hice mi carrera soñada parando el crono en 9:52:07h. Aquí os dejo la crónica.

TE DA MIEDO NADAR SIN NEOPRENO

Parece una tontería pero hay muchos triatletas que no quieren pruebas sin neopreno. Si eres uno de ellos deberá descartar de tus objetivos el Ironman de Mallorca y el de Zúrich, en los que es posible que se nade sin neopreno.