El triatlón es como el sexo: posiblemente el primero sea un  desastre, pero lo recordarás toda la vida. El mío fue el Sprint de Lantadilla. Obviamente hice el ridículo, más teniendo en cuenta lo poco que hasta ahora me he preocupado por cómo entrenar las transiciones. Si ahora alguien me preguntara cómo escoger mi primer triatlón, lo tendría claro:

Distancia

Sin entrar a valorar si estamos como un toro o tenemos la misma barriga que Belén Esteban, nuestro primer triatlón chispas debe ser de aprendizaje: así que cortito (y al pie). Un sprint sería una distancia magnífica, con sus 750 metros de natación, 20kms en bicicleta, y 5 corriendo. Ya que vamos a sufrir, que la primera vez sea rapidita.

Ya habrá tiempo para apuntarse al ironman de Madrid o al ironman de Barcelona, no me seáis cagaprisas.

Salud y estado físico

Espero que no os hayáis quedado con la idea de que Belén Esteban puede acabar un triatlón. Porque no. Ahora mismo, al menos. Este es un deporte que exige un mínimo estado de forma, así que no caigáis en el error de toda esa gente que se apunta a correr un 10kms sin haber hecho deporte en su vida, y en el kilómetro tres van andando y más rojos que una asamblea de Podemos. Si tenéis claro que vuestra primera prueba es un primer paso para tener una larga vida como triatletas, invertid en una prueba de esfuerzo y sobre todo dedicad unos cuantos meses a entrenar, a conocer las tres disciplinas. No tengáis prisa por debutar. Sin urgencias, todo es más fácil.

Meteorología

Ya bastante vamos a tener con nadar entre gente, recibir golpetazos, luego pedalear a rueda como si no hubiera mañana, calzarnos unas zapatillas y correr a lo robocop, como para encima tener que preocuparnos por si está lloviendo, por si hace mucho frío, mucho calor o un viento del copón. En el primer triatlón tenemos que buscar una prueba en el que las inclemencias del tiempo no sean un factor determinante. Así que habladcon amigos que ya estén duchos en este deporte y que os aconsejen pruebas que se adapten a tu perfil, en las que el tramo de bicicleta no tenga per se demasiado viento, en el que la temperatura del agua sea agradable…

Mi opinión para debutar: el mes de julio.

Conocer la normativa

Antes de competir hay que conocer la normativa: quizás el neopreno es obligatorio, quizás no se permite el drafting… Hay que saber de antemano esas cosas, y considerar que son un atributo excluyente -o no- a la hora de decidir en qué triatlón debutar.

Equipo y consideraciones individuales

Probablemente en el primer triatlón vayamos por independiente. A mí me pasó. Yo tenía a Judit (esa zagala que el otro día nos contó su experiencia en la Carrera Popular de la Fundación Villalar), su hermano, un amigo y mi padre animándome, pero me faltaba el sentirme miembro de un grupo. Así que mi recomendación es que antes de empezar a participar en triatlones, busquéis un club en el que tener sentimiento de pertenencia, defender unos colores, y tener a esposas enfervorecidas gritando vuestro nombre. Os puedo asegurar que pedaleáis y corréis con más ganas. Probablemente no conozcáis clubes por vuestra zona. En Planeta Triatlón os echamos una mano desde nuestra sección de clubes de triatlón de España.