El 26 de mayo llega la vigésimo sexta edición del Ironman de Lanzarote, que de nuevo contará con el patrocinio de Skechers. La isla, famosa por sus vientos, su humedad y sus altas temperaturas, representa todo un reto para aquellos que deciden enfrentarse a esta distacia. Su segmento ciclista, famoso por el fuerte aire y por acumular un desnivel positivo de más de 2.500 metros, supone uno de los mayores desafíos en el archipiélago canario. Pero tranquilos, se puede ahorrar tiempo en Ironman Lanzarote.

Los 180 kilómetros de bici del Ironman de Lanzarote, en los que encontraremos vientos de hasta 30kilómetros por hora, son una de las bazas para robarle algunos minutos al crono. A pesar de ser con diferencia el segmento más duro, si seguimos ciertos consejos o pautas puede que el tiempo que marque el reloj cuando cruces la línea de meta sea un poco más satisfactorio.

En varias ocasiones hemos hablado de la importancia del factor de la aerodinámica, de una buena cadencia, etc. Ahora que hablamos de ahorrar tiempo en Ironman Lanzarote, dado las circunstancias con las que nos encontraremos allí, estos factores se vuelven mucho más importantes.

Ahorrar tiempo en Ironman Lanzarote contra el viento

Según datos del histórico de observaciones de 2000 a 2015, en mayo el viento en la isla da un 30% de las veces de norte, un 21% de noreste y un 12’5% de noroeste. Es decir, un 60% de las ocasiones vamos a encontrar el viento desde norte a sur, a lo que hay que añadir el viento lateral. ¿Cuál es nuestra herramienta ante esto? La aerodinámica.

Nos queda otra que tirar de acoples, rueda y casco. Es fundamental llegar a Lanzarote con la posición aero bien trabajada. Es cierto que en el segmento de este Ironman encontramos un gran desnivel, pero también tendremos tramos llanos en los que el viento jugará su papel, tanto bueno como malo. Cabe señalar que incluso en esas subidas es importante una buena posición. Si ya cuesta sin viento, imaginaos con él.

El viento solo nos va a golpear de lado en menos de un tercio de la prueba, por lo que no debe preocuparnos unas ruedas de perfil. Todo lo contrario, las ventajas de unas ruedas con el viento, tanto a favor como en contra, son notables.

Con el casco nos encontramos en la misma situación. Dada la fuerza con la que sopla el aire en Lanzarote, su uso en la prueba puede aportar el doble de beneficio que condiciones normales.

Foto: Ironman

Foto: Ironman

El desnivel

2.251 metros de desnivel exactos son los que acumula el segmento de bici de Ironman Lanzarote. Como para pedalear atrancado. Lo ideal es mantener siempre una pedalada constante y que esté en torno a las 90 rpm. Observar  nuestra cadencia y ser cautos con ella es fundamental en un circuito como este.

El lado «bueno» de este desnivel es que encontraremos bastantes descensos que podemos aprovechar para recortar tiempo sin abusar demasiado de nuestras piernas. Si logramos una buena posición y llevamos buenas ruedas, las bajadas nos permitirán ahorrar energía, paliar el cansancio y ahorrar tiempo en Ironman Lanzarote. Es aquí donde debemos buscar un pequeño deshago y recuperar para no acumular demasiada fatiga.