Seguramente que ya te has fijado en alguna de las franquicias Orangetheory Fitness que han inundado las calles de todo el mundo. Ya hay casi 1.000 distribuidas entre Estados Unidos y otros 17 países, incluido España. De hecho, han puesto una justo delante del gimnasio en el que entreno desde hace años y es normal que todos queramos saber qué se cuece allí dentro. Por curiosidad, uno tiene que preguntarse qué hay detrás de este método de entrenamiento de alta intensidad, conocido como Afterburn, y que está diseñado científicamente para acelerar el metabolismo, la quema de calorías y aumentar la energía. Como triatletas, ya entrenamos la natación, la bici y la carrera a pie. Mucha gente se está preguntando si tiene algún sentido cambiar la rutina de entrenamiento, por eso es interesante conocer la opinión del director de fitness de Orangetheory, Michael Piermarini, un ex triatleta norteamericano, sobre los pormenores de los populares entrenamientos de la franquicia de fitness.

Michael Piermarini

Cómo funciona

Las clases duran aproximadamente 60 minutos y están centradas en la frecuencia cardíaca de cada participante. La sesión tiene el objetivo de obtener 12 o más minutos en “zona naranja”, o el 84 por ciento o más de su frecuencia cardíaca máxima. Las frecuencias cardíacas de cada persona se muestran en los monitores de toda la sala para visualizar en todo momento en qué zona se encuentran.

Después de un calentamiento rápido en la cinta o en el banco de remo, los corredores se quedan en la cinta y los remeros se dirigen a la sala de pesas. A los corredores (o caminadores) se les dice que trabajen en determinados ritmos prescritos por los entrenadores en intervalos que generalmente van de 30 segundos a tres minutos (los intervalos también pueden basarse en la distancia). A la otra mitad de la clase se le da una sesión de fuerza compuesta por mancuernas, peso corporal, TRX, y a veces trabajo con bandas. A veces el entrenamiento es la mitad en la sala de pesas y la mitad en cintas de correr, y a veces los 60 minutos se pasan yendo y viniendo. Este elemento sorpresa es uno de los componentes principales del programa; nunca haces el mismo ejercicio dos veces.

Tres ventajas para  triatletas:

Te enseña a entrenar la fuerza

Si eres de los que nunca mete entrenos de fuerza, y sabes en el fondo que deberías hacerlo, un programa como estos puede ayudarte. Un monitor de televisión en la pared sirve como ejemplo de cómo realizar los ejercicios con repeticiones específicas y un entrenador está disponible en la sala para mostrar cada ejercicio y asegurarse de que cada persona lo esté haciendo correctamente. “Estamos tan concentrados en la resistencia, la resistencia, la resistencia, que no tenemos en cuenta que la fuerza y el trabajo de core en triatlón es también muy importante”, dice Piermarini.

Supone un cambio en la manera de entrenar, salir de la monotonía

La música, la instrucción con monitores, entrenar con otras personas, el ritmo rápido y un poco de competición pueden ser un buen descanso de los entrenamientos tradicionales de natación, ciclismo y carrera, especialmente si eres de los que entrena solo. “Hay un componente enorme que no es sólo físico, sino mental cuando se trata de entrenamiento cruzado”, dice Piermarini. “Mezclar la variedad de entrenamientos puede ser una gran ventaja. Te sentirás nuevo la próxima vez que salgas a correr”.

Remo = Fuerza del triatlón

El remo es una disciplina muy completa con grandes ventajas para un triatleta. Remar correctamente es más técnico de lo que muchos atletas se dan cuenta, así que tener un entrenador a mano para enseñar cómo hacerlo es muy útil. “Nos referimos al remo como el último paso para quemar calorías”, dice Piermarini. “Activa más del 80 por ciento de los grupos musculares. Utilizas corazón, piernas y brazos. Cuando pensamos en el triatlón, esos son realmente los componentes clave de donde necesitas estar fuerte para nadar, andar en bicicleta y correr”.

 

Posibles consecuencias

Si vas a incorporar algo como esto (o cualquier otro programa de acondicionamiento físico, incluso yoga) a tu plan de entrenamiento de triatlón, es importante que tengas una foto general. “La mentalidad tiene que ser que no es algo adicional, sino algo complementario”, dice Piermarini. “Si tienes un día de cuestas en tu planning y llegas a Orangetheory y es un día de fuerza con cuestas en la cina, deberás tenlo en cuenta.”

En otras palabras, tendrás que ser flexible y proactivo en el diseño de su entrenamiento para que estas clases funcionen (es decir, clases en las que no pueda predecir lo que vendrá). Por ejemplo: Puede que no necesites hacer tu entrenamiento de cuestas si acabas de hacerlas en la clase de ese día. Tendrás que escuchar a tu cuerpo y hablar con tu entrenador, si lo tienes, para determinar la mejor manera de encajar las sesiones. Si eres de los que sigue el planning de tu entrenador a pies juntillas, entonces esta metodología de entreno, no es la tuya, hazme caso.

Fuente: triathlete