El conductor que atropelló y mató a Michele Scarponi, ciclista profesional de Astana el pasado mes de abril iba distraído mirando un vídeo en su móvil, según nuevos informes de la investigación. Todo ocurrió en la localidad de Filottrano alrededor de las ocho de la mañana, cuando el italiano salió a entrenar en los días previos al comienzo del Giro de Italia.

El juicio comenzará en breve en Ancona. Según un reportaje de Tutto Bici, el conductor, un carpintero de 57 años, habría reconocido que en el momento del impacto iba distraído viendo un vídeo en su móvil. En su momento, al prestar la primera declaración, afirmó no haber visto ni el stop ni al ganador del Giro de 2011.

Michele Scarponi, que en el momento del fallecimiento contaba con 37 años, dejaba esposa y dos hijos de cuatro años, Giacomo y Tommaso. Tras participar en el Tour de los Alpes, había sido escogido como líder del conjunto kazajo para cubrir la baja de Fabio Aru, lesionado de la rodilla unos días atrás.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon